Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso compara las elecciones con "dejar las llaves de casa" y avisa de que Iglesias la llenaría "de okupas"

Advierte de que Rivera se las daría a Sánchez, quien las "perdería", por lo que recomienda confiar en Rajoy por como "cuida España"
El ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, ha comparado este lunes las elecciones con "dejar las llaves de casa" a alguien mientras estás fuera y ha advertido de que, en caso de dejárselas al candidato a la Presidencia por Unidos Podemos, Pablo Iglesias, a tu regreso tendrás tu vivienda "llena de okupas" y "no puedes entrar nunca más".
En este sentido, en un mitin en la compostelana Sala Capitol en compañía del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el popular vasco ha profundizado en su alerta sobre entregar la confianza a Pablo Iglesias. Y es que no sólo no podrás, ha dicho, volver a tu hogar sino que, pese a estar "debajo de un puente", seguirás teniendo que ir a trabajar todos los días "para mantener a los okupas que están en tu casa".
En clave humorística, también ha puesto a los asistentes al mitin sobre aviso en caso de confiar en el líder socialista, Pedro Sánchez, pues "perderá las llaves". "Y Albert Rivera se las da a Sánchez, que las vuelve a perder", ha enfatizado, para recomendar a todos los presentes que entreguen su voto al aspirante a la reelección, Mariano Rajoy: "Las llaves estarán en buenas manos y seguro que va a cuidar la casa, como cuida España".
"Nosotros somos la única alternativa real para un gobierno moderado capaz de frenar la radicalidad y el extremismo", ha proclamado Alonso, quien ha enarbolado su intervención sobre la base de que las elecciones "son responsabilidad de todos" y de que el 26J se decide si "a España le va bien". "(En 2011) estaba al borde de la ruina y ahora es el asombro de Europa", ha argumentado.
"GOBERNAR PARA TODOS"
Así pues, ha arengado a los suyos para que acudan el domingo a votar al PP, el partido que ha situado a España en la senda del crecimiento y que, además, mantiene una "posición de moderación" que le permite "gobernar para todos".
En el lado opuesto ha colocado los 'noes' del PSOE, para criticar que "no hay nada más antipolítico que decir no al diálogo y negarse a buscar puntos de encuentro" pese a la "buena disposición" del PP.
Sin embargo, las peores críticas las ha reservado para Unidos Podemos y para sus propuestas que, a su entender, "ya nadie se cree". A modo de ejemplo, ha utilizado "eso de un sueldo para todos" independientemente de que "trabajen o no" y no sólo se ha preguntado "de dónde lo van a sacar" sino que también se ha planteado si es "justo".
"No es izquierdas o derechas; lo justo es reconocer el esfuerzo", ha reflexionado el también exalcalde de Vitoria, para quien "lo justo" también es "decir la verdad a la gente, explicarle que todo es difícil y que nada se consigue gratis". Desde su punto de vista, también "lo justo" es "cuidar a las familias", que son "la base de la sociedad".
"SENTIDO COMÚN"
Con estos mimbres, ha apelado a la "mayoría" de españoles y de gallegos que "se sienten moderados, centrados" y que "aman a su país y quieren que le vaya bien".
"Esa mayoría se va a movilizar", ha pronosticado el ministro en funciones, antes de sostener que tiene "mucha confianza" en "el sentido común" de los ciudadanos. "Yo creo en España", ha remarcado, entre aplausos.