Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso cree que "es evidente que Mas está agotado y se tiene que marchar" para que haya "un nuevo rumbo" en Cataluña

Dice que "no está en condiciones de recabar un apoyo amplio" de la sociedad catalana, "que se ha cansado de este juego"
El presidente del PP vasco y ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, cree que "es evidente" que el presidente de la Generalitat catalana en funciones, Artur Mas, "está agotado y se tiene que marchar" para que haya "un nuevo rumbo" en Cataluña hacia "la moderación de posiciones" y se deje atrás "la obsesión por el soberanismo como única opción". Además, ha afirmado que Mas "no está en condiciones de recabar un apoyo amplio" de la sociedad de Cataluña, "que se ha cansado de este juego".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Alonso ha recordado que en la Comunidad Autónoma Catalana se "llevan ya repitiendo las elecciones varios años".
"Ésta ha sido la fórmula de Artur Mas, que ha convocado y convocado elecciones y, al final, se tiene que dar cuenta de que el camino que habían emprendido no lleva a ninguna parte y que esa opción que había tomado Convergencia con Mas de la radicalidad, de buscar apoyos en posiciones extremas, les ha desgastado, ha desconcertado a la sociedad catalana, le ha dejado en una situación de parálisis institucional hace va mucho tiempo y, por tanto, esto no da más", ha dicho.
En este sentido, ha indicado que no se trata de repetir las elecciones "sin cambiar la fórmula" porque "tienen que darse cuenta de que esto se ha agotado y que, por tanto, han de hacer una reflexión y volver a posiciones de centralidad, de sensatez, que abra unos diálogos transversales en Cataluña, que ahora mismo parece que son imposibles".
"Eso significa dejar atrás esa obsesión de soberanismo como única opción y la posición política en Cataluña, y centrarse en cuáles son los problemas que diariamente tienen los catalanes, en cómo se hace más fuerte esa sociedad, en cómo se apoya un crecimiento económico para el que Cataluña está especialmente preparada porque es una sociedad con capacidad de competir, muy avanzada", ha indicado.
Por ello, considera que tiene que tener como objetivo "cómo dar respuesta a los problemas sociales que tienen día a día los catalanes". "Yo creo que eso es en lo que deberían centrarse y a mí me parece que tiene que haber fuerzas que actúen desde la centralidad y que la vayan buscando", ha manifestado.
"EL AGOTAMIENTO DEL DISCURSO DE MAS"
A su juicio, "para que se salga del impasse permanente en el que lleva Cataluña durante años, hace falta un cambio de rumbo y una mentalidad totalmente distinta". "Y lo que se ha puesto de manifiesto es el agotamiento de ese discurso de Artur Mas y de ese viaje hacia la radicalidad en el que embarcó a su partido político y al catalanismo político muy desafortunadamente, desde mi punto de vista", ha destacado.
Asimismo, ha dicho que, para los populares, no es que sea necesaria la desaparición en la política de Artur Mas, sino que el presidente de la Generalitat en funciones "es la historia de un fracaso capítulo a capítulo, y cada vez que ha dado un nuevo paso, ha ido perdiendo apoyos, relevancia y, finalmente, se ha quedado a merced de una fuerza antisistema que le ha hecho sufrir durante semanas y durante meses y que, finalmente, ha exigido su cabeza".
"Esto es lo que ha ofrecido Artur Mas, esta situación de desbarajuste institucional y, por tanto, es evidente que está agotado. Nosotros no exigimos o dejamos de exigir nada, es evidente que está agotado, que se tiene que marchar y que tiene que dar paso a una nueva idea y a un nuevo rumbo que pueda ofrecer certidumbres, por fin, en Cataluña", ha aseverado.
Para Alfonso Alonso, ya es "muy difícil" tender la mano al president en funciones para ayudarle a dar un giro. "Él se ha vinculado mucho, tiene una trayectoria, ha llegado hasta aquí y ya no esté en condiciones de representar. Y creo que tampoco está en condiciones de recabar un apoyo amplio dentro de la sociedad catalana. Creo que se han cansado ya de este juego", ha apuntado.
En su opinión, es un hecho que "las tensiones pueden rebajarse", como se ha comprobado en el País Vasco y que "puede haber una moderación en las posiciones porque es bueno".
LA ORFANDAD DEL CATALANISMO POLÍTICO
"Nosotros entendemos el espacio que tiene el catalanismo político, que ha tenido históricamente y que ha estado representado por un partido como Convergencia Democrática de Cataluña o la coalición que conocimos siempre con Unió. Ése era un espacio que ahora es evidente que se quedó huérfano al haber radicalizado y girado sus posiciones, y por tanto, haber dejado en manos de partidos muy extremistas la suerte y el destino de Cataluña", ha remarcado.
Alonso considera que, sobre eso, se hará una reflexión, y la obligación política del PP "es tratar de consolidar un proyecto que ayude, que sea útil en Cataluña, que es el proyecto del Partido Popular en Cataluña, y que vaya buscando siempre ese espacio de moderación y atrayendo a todas esas personas que busquen estabilidad".