Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Torroja, el caso Urdangarín y el fiscal Horrach

Pedro Horrach, fiscal anticorrupciónEFE

A la  ex cantante de Mecano Ana Torroja, que este miércoles  ha  confesado evasión fiscal y ha pactado pagar un millón y medio de euros a Hacienda  se le habrá atragantado el momento en que el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, empezó a tirar de la trama de corrupción urbanística de la localidad mallorquina de Andratx, donde ella tiene una casa de verano.

Fue en el año 2006, cuando Horrach, el fiscal del caso Urdangarín, empezó a investigar las numerosas irregularidades urbanísticas que el ayuntamiento estaba cometiendo según denunciaba el grupo ecologista GOB. Setenta y ocho piezas separadas , 27 juicios y 26 condenas después han demostrado que sí se puede ,si se quiere. En sólo 7 años esta fiscalía ha conseguido poner a 12 políticos de Baleares entre rejas por delitos de corrupción y ha mantenido en jaque a la famosísima cantante y al propio yerno del Rey.
La ex vocalista de Mecano tiene una casa de veraneo en Camp de Mar, que pertenece a Andratx y había confiado sus asuntos legales a un bufete de abogados de Palma, el bufete Feliu, que realizó en nombre de sus  clientes no solo irregularidades fiscales si no dobles ventas de  terrenos en la localidad que enmascaraban el lavado de dinero.
Con el caso Urdangarin abierto y  reclamando toda la atención en los últimos meses quizá ha pasado inadvertida la labor de estos jueces que han conseguido el ingreso en prisión de 30 responsables públicos y la recuperación de 50 millones de euros en un periodo que para los tiempos que maneja la justicia española, se puede calificar de meteórico
Entre los ilustres condenados están el  expresidente Balear Jaume Matas y la presidenta del Parlament Maria Antonia Munar. El primero ha solicitado el indulto para no ingresar en prisión, y tiene todavía causas pendientes y la segunda ha recurrido sus dos condenas pero está en la cárcel por riesgo de fuga.
Con el panorama de corrupción política que ha predominado en la política española en los últimos años que un grupo de fiscales y jueces hayan conseguido en un tiempo no demasiado largo este número de condenas de políticos y famosos y hayan recuperado esa cantidad de dinero ,es un claro ejemplo de que si hay voluntad la ley es igual para todos. Y en este caso quien la hace la paga.