Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Analistas dan por concluida la era Kirchner más allá del resultado electoral

Los analistas coincidieron en que en las próximas elecciones la clave volverá a pasar por lo que ocurra en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país. EFE/Archivotelecinco.es
Más allá de lo que ocurra en las elecciones legislativas del 28 de este mes, la etapa de liderazgo político del matrimonio Kirchner, que ejerce el poder en Argentina desde 2003, ha dado muestras de haber concluido, coincidieron hoy analistas locales.
Los responsables de tres consultoras de opinión pública también dijeron en una reunión con corresponsales extranjeros que es "muy difícil adelantar cifras" sobre los comicios, aunque dieron por descontado que el oficialismo perderá su mayoría parlamentaria.
"Estamos asistiendo al fin del ciclo prolífico del apellido Kirchner. Se ha diluido el peso específico que tenía hace dos años", cuando la peronista Cristina Fernández recibió el poder de manos de su esposo, Néstor Kirchner (2003-2007), dijo Jorge Giacobbe.
Para este encuestador, "una demostración de esto es que muchos dirigentes se van del oficialismo, otras figuras oficialistas lanzan sus candidaturas presidenciales y los opositores también hacen sonar otros tambores".
Giacobbe, Graciela Römer y Rosendo Fraga también coincidieron en que en las próximas elecciones la clave volverá a pasar por lo que ocurra en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país con el 38 por ciento del padrón nacional e histórico bastión del peronismo.
Los tres analistas hablaron de una "gran paridad" de intención de voto entre el peronista Kirchner y el opositor Francisco de Narváez, quienes encabezan las listas de candidatos a diputados por esa provincia.
"El Gobierno, aunque gane, ya ha perdido posiciones en el Parlamento. El 28 estaremos frente a una gran elección interna en la que van a comenzar a perfilarse los liderazgos para las presidenciales de 2011", manifestó Römer.
En los próximos comicios los argentinos votarán para la renovación de la mitad de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y de un tercio de los 72 del Senado, además de las legislaturas provinciales y municipales.
Fraga vaticinó que "el oficialismo puede reunir un 30 por ciento de los votos a nivel nacional y perderá 15 puntos frente a la elección de 2007" y advirtió que "la provincia de Buenos Aires tiende a tener un efecto político en todo el país".
"El 28 de junio por la noche habrá un conflicto de interpretación" de los resultados de los comicios, evaluó, para luego indicar que "en Argentina ganar en la provincia de Buenos Aires puede dejar en segundo plano una derrota nacional".
A juicio de Giacobbe, "Kirchner sabe que se va, que terminó su tiempo", por lo que en estas elecciones "lo que está en juego es el grado de dignidad que tendrá el Gobierno de su esposa en los próximos dos años".
Por su parte, Römer dijo que avizora "una situación delicada en términos de gobernabilidad en los próximos seis meses", mientras que Fraga aseguró que "Kirchner va a hacer un uso intensivo del poder fáctico por estar más débil políticamente".
En cuanto a las presidenciales de 2011, los analistas señalaron que "hay muchos dirigentes en carrera", como los peronistas Daniel Scioli y Carlos Reutemann, además de los opositores Hermes Binner (socialista) y Mauricio Macri (conservador).