Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anasagasti acusa a Rajoy de usar las Cortes "como un gran rodillo" pero avisa que "la calle esté empezando a explotar"

El senador del PNV Iñaki Anasagasti ha acusado al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, de "secar" la actividad parlamentaria al tratar a las Cortes "como si fuera un gran rodillo". El representante jeltzale en la Cámara alta ha advertido de que "la calle esté empezando a explotar" y ha pronostica "un otoño muy caliente" socialmente, porque "la gente está muy asustada".
En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Anasagasti ha comentado que, con sus decisiones, "parecería que el Gobierno "no tiene un plan, no tiene un diseño, que su programa electoral lo está incumpliendo" y esta "haciendo una especie de 'streptease' semanal". "Además, el propio Rajoy dijo que cada viernes nos iba a dar un disgusto", ha recordado.
El senador jeltzale se ha lamentado de que el Ejecutico del PP haya "secado" la actividad parlamentaria" al contar con una mayoría absoluta "que en estos momentos no se revalidaría". "Sin embargo, tratan a las Cortes Generales, al Congreso y al Senado, como si fuera un gran rodillo y no presentan proyectos de ley", ha dicho.
"EXPLOTAR"
Según ha recordado, una iniciativa de este tipo permitiría "presentar enmiendas, discutir en comisión... y en cambio un decreto ley, no". "Ha presentado 23 decretos ley. Todo eso está agotando la actividad parlamentaria y está permitiendo que la calle esté empezando a explotar", ha añadido.
Anasagasti ha pronosticado "un otoño muy caliente" porque "socialmente la gente está muy inquieta, muy asustada y está sumando muchas tensiones".
Por ello, ha considerado que las medidas que el Consejo de Ministros pueda aprobar este viernes son "una fase más de un Gobierno que llegó a la Moncloa sin un programa para hacer frente a una crisis que, en un principio edulcoró, y no tenía una alternativa seria a Zapatero".