Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía pide al Gobierno que la financiación autonómica no se utilice como "moneda de cambio para acallar tensiones"

La Junta de Andalucía ha reclamado este martes al Gobierno central que el nuevo sistema de financiación autonómica no se utilice como "moneda de cambio para solucionar y acallar tensiones de ningún tipo".
El consejero andaluz de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, ha manifestado, en la rueda de prensa posterior a la primera reunión del Consejo de Gobierno del año, que 2014 también es clave para la financiación autonómica porque "toca su revisión", un debate en el que Andalucía va a estar muy pendiente, reclamando lo que le corresponde y defendiendo los intereses de todos los andaluces.
Ha insistido en que Andalucía va a demandar al Gobierno central una mejor financiación porque la incorrecta aplicación del actual sistema hace perder a la comunidad 1.000 millones anuales.
Para Jiménez Barrios, ha llegado "la hora de negociar y debatir un nuevo sistema que sea más justo para todos", con transparencia y con la participación de todo el mundo, sin negociaciones bilaterales.
Ha señalado que hay que encontrar un sistema que cumpla con el principio constitucional de la igualdad para todos. "Queremos advertir de que ese debe ser el objetivo y ningún otro", según ha señalado.
Por otro lado, el consejero de la Presidencia ha señalado que la intención y deseo del Gobierno andaluz es cumplir con el objetivo de déficit fijado para las comunidades en 2013, que fue del 1,58 por ciento, y que si la comunidad se pasa "será por poco". Ha indicado que, en cualquier caso, el dato será trasladado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.