Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía anuncia su intención de aumentar su presupuesto en 2015 pese a los 600 millones menos del Estado

La Junta no prevé "recortes añadidos" ni subida de impuestos y promete trabajar "intensamente" para "blindar" servicios públicos
La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha asegurado este viernes que la "voluntad" y la "vocación" de la Junta de Andalucía es la de "trabajar intensamente" en los próximos meses para "compensar" la reducción en 600 millones de las transferencias que el Gobierno de la Nación realizará a la comunidad en 2015 y "blindar" así los servicios públicos.
Así lo ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha insistido en que la Junta buscará fórmulas que contribuyan a "anular" el efecto que tendrá en la comunidad la decisión del Ejecutivo central de bajar un 3,7 por ciento sus transferencias a la comunidad autónoma para el próximo ejercicio por la necesidad de cumplir con el objetivo de déficit y por el descenso en las entregas a cuenta que recibirá la región en 2015.
Montero ha negado rotundamente que estos 600 millones de euros menos se vayan a trasladar de forma directa al Presupuesto andaluz del próximo año aunque ha evitado confirmar que vaya a ser "expansivo", tal y como avanzó hace semanas el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas.
"La vocación del Gobierno andaluz es que el presupuesto crezca, pero no se lo puedo garantizar. ¿Lo vamos a conseguir? Yo soy optimista. Lo creo, lo espero, pero no puedo adelantarlo", ha contestado ante la insistencia de los periodistas, a quienes ha dicho que el "compromiso" de la Junta es el de "compensar esta disminución de ingresos que de manera sistemática tiene por las políticas que aplica en Andalucía el Gobierno de España".
Lo que sí ha descartado es que la Junta, tras esta bajada en las transferencias previstas por parte del Estado, tenga en mente subir los impuestos propios o hacer "recortes añadidos" en 2015. Tampoco prevé incumplir su "aspiración" de que los empleados públicos de la Junta recuperen progresivamente a partir de 2015 la totalidad de sus pagas extras.
Para ello, según ha explicado, utilizará los fondos procedentes de la Unión Europea (los del periodo 2007-2014 y los de la Agenda por el Empleo) y los que consiga de la recaudación por tributos propios, que está convencida de que se van a "incrementar" --aunque ha dicho desconocer en cuánto-- según los primeros datos estimativos que la Junta tiene de acuerdo al comportamiento que, hasta la fecha, han tenido. "Este año parece que se comportan al alza, pero necesitamos aún ver cómo se comportan en julio, agosto, septiembre y las primeras semanas de octubre para poder fijar también el incremento del PIB", ha apostillado.
Además, Montero ha pedido esta misma mañana por carta al ministro de Haciendo, Cristóbal Montoro, que aplace a 20 años la parte correspondiente a la liquidación (negativa en 2013) del sistema de financiación, una medida que ya puso en marcha el anterior gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero (respecto a la liquidación de los años 2008-2009) y que, según ha expuesto, permitiría a la Junta "gastar" unos 426 millones de euros, que pasarían a formar parte de la deuda de la Administración.
De esta manera, así como con la modulación del objetivo de déficit para 2015 para las comunidades, la consejera cree que Andalucía podría compensar los 600 millones menos del Estado que recibirá para elaborar el Presupuesto de 2015 --para el de 2014 fueron 1.200 millones, según ha recordado-- y continuar "blindando" los servicios públicos, ya que la Junta no contempla "ninguna privatización". "Si el PP cree que así van a seguir debilitando los servicios públicos, que no cuente con nosotros porque en nuestro ADN va su conservación", ha advertido.
UN "ALBOROTO" DE CPFF
La consejera se ha afanado en explicar de forma detallada el transcurso de la reunión del CPFF celebrada ayer en Madrid entre el Ejecutivo central y las comunidades autónomas y que ha calificado de "alboroto", entre otras razones, por no facilitar con anterioridad a los consejeros los documentos relativos a la liquidación del sistema de financiación, que se los fue mandado por fax durante el transcurso de la reunión a los respectivos gabinetes autonómicos.
Según Montero, detrás de esta insólita entrega de documentación, que impedía a los consejeros ir contrastando los datos en el propio CPFF, se esconde la voluntad del Gobierno de la Nación de decir "que se da alivio financiero a las comunidades cuando de eso poco, más bien, menos ingresos para políticas de estímulo".
Por ello, la consejera ha afeado al ministro Montoro que anunciara hace 15 días que las transferencias mediante la vía del modelo de financiación iban a subir un 4,8 por ciento pero no comunicara que la liquidación de los dos años previos al presupuesto a elaborar (es decir, 2013) era negativa, lo que provoca que "estas transferencias se reducen para Andalucía en casi un uno por ciento, exactamente un -0,89", ha afirmado. "Por mucho que el ministro se empeñe en irse de vacaciones con un buen titular, lamentablemente en la tarde de ayer hubo muchas noticias, pero ninguna buena para los andaluces", ha sentenciado.
Respecto a la bajada de intereses del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), Montero se ha mostrado "agradecida" al Gobierno central pero ha avisado de que dicha disminución es sólo una "tirita" para la "hemorragia" que están sufriendo las "asfixiadas" comunidades autónomas. "Esto alivia ligeramente el dolor, pero no va a la raíz del problema", ha ejemplificado.
NO PELIGRA EL PACTO CON IULV-CA POR EL PRESUPUESTO
De otro lado, los periodistas han preguntado a la consejera si cree que la caída de los ingresos por parte del Estado puede influir negativamente en la negociación del Presupuesto de 2015 con IULV-CA, socio de Gobierno del PSOE-A en la Junta.
Aunque ha señalado que toda negociación de presupuestos es "complicada" y "sensible" independientemente de qué partido ostente una u otra consejería en la Junta, Montero se ha mostrado segura de que para el próximo ejercicio llegarán a un acuerdo aunque . "Si el año pasado la bajada de las transferencias fue el doble y se hizo...", ha concluido.