Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres 'Ángeles del Infierno' cumplirán de 6 a 26 años de cárcel por robos y crimen del notario de Torrevieja

La sección séptima de la Audiencia de Alicante ha impuesto penas que oscilan entre los seis y 26 años de cárcel a tres 'Ángeles del infierno' por varios delitos de robos y el crimen de un notario de la localidad alicantina de Torrevieja en octubre de 2009. El resto de ocho acusados en el procedimiento cumplirá distintas condenas que parten de los seis meses de cárcel por encubrimiento.
En este caso, la sala ha absuelto a todos ellos del delito de asociación ilícita al considerar que nunca funcionaron como una organización de esta naturaleza ya que los participantes fueron distintos en cada acción, no tuvieron el mismo conocimiento de los hechos y no aparecía siempre una jerarquía. En el proceso inicialmente se acusó a 16 personas, aunque una fue declarada en rebeldía y sobre las cuatro restantes se retiraron los cargos.
Durante la vista, los acusados y las defensas se mostraron conformes con la acusación de Fiscalía y de la familia del notario fallecido, en el momento en que se les concedió la última palabra, a excepción de que pidieron la absolución del delito de asociación ilícita que mantenía el ministerio público.
La sala ha considerado probado que ocho de los acusados forman parte de la asociación de motoristas denominada 'Ángeles del Infierno' y pertenecían al Capítulo de Murcia, presidido por Domingo Juan P.G., a quien seguían en orden jerárquico su hermano Gabriel Óscar; el tesorero David L.S. y otros miembros de menor entidad. Los otros tres procesados no formaban parte de la organización por ser mujeres --parejas y familia de los otros-- y estarles prohibido el acceso.
El tribunal ha impuesto la pena más alta al acusado Juan Miguel R.B. --26 años de prisión-- por su implicación en el asalto a la vivienda de los progenitores de los dos principales responsables del Capítulo, siguiendo las instrucciones de los dos hermanos, donde forcejeó con el padre y llegó a disparar el arma; disparó e hirió al dueño de un local de San Pedro del Pinatar al que entró a robar y por el asalto a la notaría, en la que provocó la muerte del titular, de un tiro en el vientre, tras un leve forcejeo.
El principal miembro del Capítulo, Domingo Juan P.G., cumplirá 13 años de cárcel ya que si bien no participó directamente en los hechos, sí que dio las órdenes para que se llevaran a cabo. El resto de acusados tuvo distinta intervención, como encubrimiento por ocultar a los huidos cuando supieron que les iban a detener, tenencia ilícita de armas o falsedad por llevar documentación falsificación.
SIN RESPONSABILIDAD DEL ESTADO
La sala ha rechazado la responsabilidad civil subsidiaria del Ministerio de Justicia alegada por que el principal acusado --a quien se le aplica la agravante de reincidencia-- ya que considera que cometió los delitos no en el periodo en el que disfrutaba de un permiso penitenciario --que fue reglamentario-- sino cuando llevaba fugado ya varios meses.
El tribunal impone a este acusado y a los otros dos que participaron de forma directa en el asalto de la notaría una indemnización de 290.000 euros para la viuda y los tres hijos de la víctima, que tenía 54 años en el momento de la muerte. Juan Miguel R.B deberá asimismo indemnizar al dueño del pub al que disparó --junto con otro acusado-- con más de 12.000 euros.