Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Año y medio de cárcel para un vecino de Toro (Zamora) por tenencia de pornografía infantil

La Audiencia Provincial de Zamora ha condenado a un zamorano, vecino de la localidad de Toro, a una pena de año y medio de prisión por un delito de posesión de material pornográfico de contenido infantil.
El juicio no ha llegado a celebrarse al llegar a conformidad tanto el Ministerio Fiscal como la defensa y la acusación particular, ejercida por el Ayuntamiento de San Pedro de Latarce, localidad donde el imputado era socorrista en su piscina municipal.
Los hechos se remontan al año 2007, cuando la Guardia Civil de Orense inició una investigación tras la denuncia de un agente que había encontrado material pornográfico en unos archivos que circulaban por Internet.
En el proceso se conoció que el acusado, sin antecedentes penales, era uno de los usuarios de la red que había realizado los intercambios de esos archivos.
En el registro de su domicilio en Toro la Guardia Civil encontró dos discos duros con vídeos y fotografías de contenido pedófilo.
Dos años después, la comisaría de la Policía Nacional de Valencia recibió una denuncia por un delito similar y en esta segunda investigación también se comprobó que el procesado era uno de los usuarios de esa nueva red de intercambio de pornografía infantil, aunque en esta ocasión no se le encontró en el registro realizado en su domicilio ningún archivo, a pesar de que sí se comprobó que había participado en la acción de compartir este tipo de contenidos.
En la conformidad, además de la reducción de la pena solicitada inicialmente por el Ministerio Fiscal, la acusación particular retiró su petición de una indemnización de 3.000 euros. El acusado se mostró conforme con la resolución y el magistrado de la Audiencia Provincial de Zamora declaró el caso listo para sentencia.