Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antich interpelará a Soria este martes para que explique "la amenaza" que suponen las prospecciones en el Mediterráneo

El senador por Baleares Francesc Antich (PSOE) interpelará al Gobierno este martes en la sesión plenaria de la Cámara Alta, y reclamará al Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que explique su política de prospecciones en el Mediterráneo y "la amenaza que supone para su riqueza marina, turística y pesquera, dado el rechazo de instituciones, empresarios, ecologistas y sociedad en general".
Mediante un comunicado, Antich ha explicado que la cuenca Mediterránea es considerada como "un punto caliente en cuanto a la biodiversidad a nivel mundial" ya que en ella hay una "gran variedad de ecosistemas", dadas las "variadas corrientes superficiales y profundas y la profundidad media de 1.500 metros", lo que hace que "existen unas 17.000 especies".
Así, ha señalado que en el Mediterráneo español existen zonas de especial interés para la protección y conservación de los cetáceos, como por ejemplo la ruta de migración de estos animales marinos frente a las costas de Cataluña, Comunidad Valenciana e Islas Baleares, así como en el sur, el Mar de Alborán y el estrecho de Gibraltar.
Estas zonas, ha dicho, están identificadas como Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM) por el Convenio de Barcelona, donde se exige su protección, conservación y uso sostenible.
Además, ha precisado, también hay Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y de la Red Natura 2000 con poblaciones de cetáceos, muchas de las cuales están amenazadas, así como especies emblemáticas como las tortugas marinas que se encuentran protegidas "por distintas normativas europeas y por los Convenios ACCOBAMS, Berna y Barcelona".
Asimismo, ha apuntado que también se puede encontrar una riqueza de hábitats bentónicos, arrecifes de especial protección, elevaciones submarinas o una diversidad de especies protegidas que hacen del Mediterráneo español una zona marina digna de especial protección.
En este sentido, ha recordado que en 2012, el Consejo de Ministros aprobó la demarcación levantina-balear con el objetivo de proteger el medioambiente y su diversidad. Se trataba de prevenir y reducir los vertidos al mar y de garantizar que las actividades y los usos en el medio marino sean compatibles con la preservación de su biodiversidad.
Por otra parte, Antich ha destacado que el Mediterráneo español alberga una industria turística puntera a nivel mundial, con un enorme número de visitantes y que ocupa a multitud de trabajadores.
"Una industria que ha sido de las que ha afrontado mejor la crisis económica actual si comparamos el sector turístico con otros, siendo de los únicos que han mantenido los puestos de trabajo y un buen nivel de actividad y a esto, hay que añadir la actividad pesquera".
(EUROPA PRESS BALEARES)