Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anticorrupción reclama más documentación de la Intervención sobre las nueve empresas públicas andaluzas investigadas

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido al juez de Sevilla que mantiene abiertas nueve causas para investigar si se hizo un uso inadecuado de las transferencias de financiación en otras tantas empresas públicas de la Junta de Andalucía que reclame más documentación a la Intervención General de la Junta a fin de analizar si se han producido los "defectos en la contabilización de las transferencias de financiación" a los que la Intervención hizo mención en un informe.
En este sentido, fuentes del caso han informado de que el Ministerio Público, tras analizar la "ingente" documentación que obra en autos, no ha hallado la información que llevó a la Intervención General de la Junta a establecer la conclusión anterior, por lo que ha solicitado al juez de Instrucción número 16 de Sevilla que requiera a la Intervención para que entregue los informes y la documentación de los que extrajo esas conclusiones sobre los "defectos en la contabilización de las transferencias".
En noviembre de 2013, el juez abrió nueve causas distintas para investigar si se hizo un uso inadecuado de las transferencias de financiación en otras tantas empresas públicas de la Junta, como son la antigua Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), la Empresa Pública de Desarrollo Agrario y Pesquero, la Empresa Pública de Gestión de Programas Culturales (Epgpc), la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (Egmasa), la Empresa Pública de Deporte Andaluz (Epdasa), la Agencia de Obra Pública de Andalucía (Giasa), la Empresa Pública de Turismo Andaluz (Turasa) y la RTVA.
En una providencia, consultada por Europa Press, el juez acordó, a petición de la Fiscalía, investigar a cada una de estas empresas públicas "a fin de esclarecer la posible existencia respecto de ellas de transferencias de financiación por consejerías de la Junta de Andalucía a tales empresas en orden a esclarecer si se ha seguido la tramitación administrativa procedente sometida a fiscalización previa".
De este modo, el magistrado quiere indagar si se ha hecho un "análisis diferenciado en cada empresa pública del expediente administrativo de transferencia de financiación para operaciones de encargo de ejecución, subvenciones excepcionales u otros" en orden "a esclarecer en cada una de las diligencias previas que se incoen si existe un ilícito penal constitutivo de un delito de prevaricación y/o malversación de caudales públicos".
Y es que, en un escrito presentado en el Juzgado, la Fiscalía Anticorrupción aludía a un informe de la Intervención General de la Junta de Andalucía titulado 'Memoria de Control Financiero Permanente referida a los trabajos realizados en el ejercicio 2006' que recoge que las empresas públicas aludidas "presentan defectos en la contabilización de las transferencias de financiación que afectan a resultados o en la clasificación de activo y pasivo".
La Fiscalía, en ese sentido, conecta este contenido con otro párrafo de este informe que señala que "del examen del tratamiento contable dado por las empresas públicas a las transferencias de financiación recibidas, se han puesto de manifiesto irregularidades en la tramitación de los expedientes administrativos utilizados por algunas consejerías para el envío de fondos a aquellas".
LA PETICIÓN DE ANTICORRUPCIÓN
"De forma indebida, el expediente administrativo de transferencia de financiación ha sido tramitado para financiar operaciones de encargos de ejecución, subvenciones excepcionales u otros que habrían requerido una tramitación administrativa propia y fiscalización previa", citaba la Fiscalía Anticorrupción sobre este documento de la Intervención General.
La Fiscalía, así, atisbaba propiamente "la utilización de las transferencias de financiación para el abono final, por parte de las empresas y agencias públicas reseñadas, de subvenciones excepcionales y encargos de ejecución que no han sido objeto de fiscalización previa, siendo ésta exigible en ambos casos".