Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aplazado al 27 de junio el juicio contra activistas de Femen que se desnudaron en defensa del aborto

El Juzgado de lo Penal 19 de Madrid ha aplazado al próximo 27 de junio el juicio contra cinco activistas de Femen que mostraron los pechos en una manifestación contra el aborto celebrada el pasado 17 de noviembre en Madrid para reivindicar el derecho de las mujeres a decidir sobre la interrupción del embarazo.
La Asociación Enraizados en Cristo y en la Sociedad solicita penas de seis años y medio de prisión para cada una de ellas. El colectivo católico y antiabortista acusa a las miembros de Femen de exhibicionismo, desórdenes públicos, resistencia contra la autoridad y un delito contra los derechos fundamentales y las libertales públicas y reclamará que ingresen en prisión --con una condena que superaría los 30 años de cárcel-- en la vista oral.
En su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, relatan que la concentración organizada por Hazte Oir y Derecho a Vivir y que partía desde la Puerta del Sol se vió interrumpida por las cinco mujeres que "se abalanzaron sobre la cabecera de la manifestación, comenzaron a exhibir y lanzar gritos con consignas abortistas e insultos como 'joderos'" en presencia "de numerosos menores de edad" ante los que también realizaron "gestos obscenos".
EL FISCAL, 9 MESES
Por su parte la Fiscalía, pide nueve meses cárcel para cada una de las activistas y una multa de 1.800 euros por desórdenes públicos y resistencia a la autoridad. Explica que cuando los agentes presentes en la concentración intentaron apartarlas mostraron "un actitud de desprecio" y lanzaron manotazos, codazos y patadas a los policías.
El abogado de las activistas, Endika Zulueta, ha indicado a Europa Press que sus clientes pusieron aquel día en peligro su integridad física, y ahora su libertad, "en defensa de un derecho tan básico como es el de las mujeres a decidir sobre su cuerpo".