Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aprobada la moción ética de PSE y PNV en Urretxu

La moción 'ética' consensuada por PSE y PNV en la que se insta a la dimisión a los cargos de ANV que no condenen la violencia de ETA fue aprobada en el Ayuntamiento de Urretxu, cuyo Gobierno está encabezado por Iñaki Zabala (ANV). El texto se votó por puntos. Los dos primeros contaron con los votos de todas las formaciones menos ANV y, en el tercero, que pide la dimisión de los ediles de ANV, EA y EB se abstuvieron.
El texto se debatió, junto a otras dos mociones presentadas por ANV y EA, respectivamente, en un pleno que comenzó a las 19.30 horas de la tarde y al que sólo tuvieron acceso los medios de comunicación locales y los ciudadanos, en su mayoría simpatizantes de la izquierda abertzale que portaban pancartas con los lemas 'Salbuespearen egoera STOP' o 'Demokrazia 0'.
La moción 'ética' se votó por puntos y contó en su totalidad con los apoyos de los tres concejales socialistas, Gemma Zabaleta, José Luis Cantero y Amanda Pastor, y los dos jeltzales, Itziar Agirre y Angel Errazu. Los ediles de EA, José María Lete, José Angel Lizarraga y Onintza Mendia y el de EB José Angres Martín apoyaron los dos primeros puntos y se abstuvieron en el tercero, el que insta a la dimisión a ANV.
Por su parte, el alcalde y los tres concejales de ANV, Lourdes Beloki, Gorka Garmendia y Mari Angeles Ostiza, se opusieron a todos los puntos de la moción.
La moción presentada por EA en la que planteaba que los ediles adoptasen un código ético y pedía el respeto de los derechos humanos únicamente contó con los apoyos de los ediles de ésta formación y de EB, el rechazo de ANV y la abstención de PSE y PNV.
El texto presentado por ANV sólo fue apoyado por los cuatro ediles de ésta formación, mientras que PSE, PNV y EA votaron en contra, y EB se abstuvo.
El pleno se celebró con tranquilidad, pero cuando se procedió a la votación, gente del público levantó carteles con el texto "Stop al Estado de excepción. Autodeterminación para Euskal Herria". El pleno fue seguido por megafonía por medio centenar de personas en el exterior del Ayuntamiento, que portaban carteles similares a los mostrados dentro.