Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Aragón acusa a Montoro de tener "de hecho" intervenidas a las CCAA y de tratarles como "procónsules"

Dice que que ofreció a Rajoy ejercer de puente con la Generalitat de Cataluña, pero que el presidente lo rechazó
El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha acusado al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, de tener "de hecho" intervenidas a las comunidades autónomas, a cuyos presidentes trata como mejor procónsules romanos, y ha advertido de que si no se producen reformas urgentes como la del sistema de financiación las autonomías son inviables.
Durante un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum en Madrid, Lambán ha cargado contra Montoro por sus políticas y su trato a los gobiernos autonómicos. Ha explicado que no pueden cumplir el déficit por más esfuerzos que hagan debido a la escasa financiación, que debería conceder a Aragón ahora mismo 600 millones adicionales para poder pagar sus servicios esenciales "sin generar déficit ni aumentar la deuda".
El presidente aragonés ha exigido que la financiación autonómica sea uno de los temas centrales de la próxima campaña electoral, que los partidos hagan cuentas y presenten propuestas concretas de reparto en lugar de dedicarse a las "artes marciales". Esa reforma deber ir ligar a cambios también en la Constitución, ha defendido, que fijen el reparto de competencias entre el Estado y las CCAA y los conceptos que fundamentan la financiación autonómica.
Mientras tanto, ha asegurado que va a promover una asociación con otros gobiernos autonómicos con problemas similares a los de Aragón para preparar un frente de cara a esa reforma. Su objetivo es que atienda peculiaridades como las de su comunidad y otras, que pagan por algunos servicios públicos mucho más por su dispersión y envjecimiento.
En general, Lambán ha lamentado la relación que ha mantenido con el Gobierno de Rajoy desde que llegó el año pasado al Ejecutivo de Aragón. "Ha sido bastante frustrante, porque sólo me recibió el ministro de Industria y a la semana dimitió", ha bromeado.
UN PUENTE CON CATALUÑA O EL PAÍS VASCO
Lambán ha acusado al Gobierno de Rajoy de haber mantenido una relación de "jerarquía" con las autonomías, de tratar a sus presidentes como procónsules de provincias, y ha apostado por una "federalización real del país", por crear un federalismo cooperativo entre comunidades que "supere el viejo centralismo". Las consecuencias serán políticas, ha dicho, pero también prácticas: las infraestructuras no pueden seguir siendo radiales, de Madrid a la periferia, sino en red.
Así es como Aragón aspira a recuperar un papel central en la política nacional. Ha explicado que su gobierno está apostando por tener una posición no "frente" a Cataluña o el País Vasco sino como "puente" con ellas, entre las que se encuentra geográficamente. "En vez de pieza de seguridad nacional, aspiramos a ser factor de cohesión de una España federal", ha dicho.
Lambán ha asegurado que la Generalitat no ha rechazado esta propuesta suya de ser papel de enlace con Cataluña. "El único al que le he planteado el ofrecimiento y no me lo ha aceptado es Mariano Rajoy", ha añadido.