Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aranzadi dice que Laura Berro cometió "un error administrativo" en el contrato a una asociación de su hermana

Aranzadi ha afirmado que su concejala en Pamplona Laura Berro cometió "un error administrativo sobre la adjudicación del gasto, sin mayor trascendencia", al no haberse abstenido de participar en la votación por la que se concedió un contrato a la asociación que preside su hermana.
La agrupación de electores señala en una nota que "el concurso lo tramitó el Área de Acción Social y Desarrollo Comunitario", en el que Laura Berro "no tiene ninguna responsabilidad" y "su participación en el proceso ha sido testimonial". "Como es obvio, nuestra concejala no participó en la elaboración del contrato, ni en ninguno de los trámites asociados a la selección de la Asociación ni del proyecto", ha añadido.
Asimismo, ha afirmado que "en ningún caso hubo una adjudicación a dedo del contrato, ni por parte del Área de Acción Social ni de nuestra concejala: se trató de un concurso público, al que solo se presentó Yoar".
Aranzadi ha apuntado que "Yoar no es una empresa sino una asociación juvenil sin ánimo de lucro, que lleva 21 años trabajando por la prevención de la exclusión de la infancia y la adolescencia en el barrio de la Milagrosa y Azpilagaña". "La hermana de Laura Berro era la presidenta en ese momento, habiendo sido voluntaria previamente durante 14 años", ha apuntado.
Sin embargo, la agrupación ha reconocido que "en el último trámite administrativo de validación, en la Junta de Gobierno del 1 de abril de 2016, nuestra concejala debería haberse abstenido de votar la ratificación final del convenio" y ha recordado que la ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas establece que, en caso de relación de parentesco, los concejales deben abstenerse de participar en la votación y abandonar la sala.
En todo caso, Aranzadi ha señalado que "el acuerdo administrativo se adoptó por unanimidad y el voto no afectó al resultado final, ya que no competían dos empresas por un contrato, ni siquiera dos asociaciones: la única entidad que se presentó a la adjudicación fue Yoar". "No ha habido perjuicios a terceros, ya que no había que decidir entre varios proyectos. El error, por tanto, sólo ha afectado a la parte final del proceso administrativo", ha apuntado.
Así, Aranzadi ha considerado que no existía "la intención de influir sobre la asignación del proyecto a una asociación determinada y, aunque, hubiera existido, hubiera sido imposible influir en él por medio de la votación en Junta de Gobierno".
Finalmente, la agrupación ha afirmado que la labor de Yoar y de otras asociaciones "no fue respaldada económicamente, ni reconocida profesionalmente, por los sucesivos gobiernos municipales liderados por UPN". "Esto fue así, a pesar de que Yoar siempre recibió el apoyo del resto de grupos políticos de este ayuntamiento durante años. El Gobierno del cambio, cumpliendo con el mandato del Pleno del Ayuntamiento, ha pretendido revertir esta situación", ha dicho.
Aranzadi ha asegurado que no tiene "ninguna duda de que esta denuncia es un ataque a las nuevas políticas de redistribución de la riqueza y de atención a los sectores más desfavorecidos que se están llevando a cabo en este Ayuntamiento".