Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Archivada la causa contra Ildefonso Falcones al considerar que no defraudó a Hacienda

Una juez de Barcelona ha archivado la causa contra el escritor y abogado Ildefonso Falcones, su mujer Maria Carmen Rosich y su hermano Rafael Maria Falcones al considerar que no defraudaron a Hacienda más de 1,4 millones de euros en los ejercicios de 2009, 2010 y 2011, según el auto al que ha tenido acceso Europa Press.
El Ministerio Fiscal se había querellado contra éstos por presuntamente ocultar a la Agencia Tributaria la obtención de importantes rendimientos económicos al transmitir sus derechos de autor a entidades fuera de España pero controladas por ellos.
La juez ha declarado ahora terminadas las diligencias y ha acordado su sobreseimiento provisional y archivo al no quedar "debidamente justificada la perpetración del hecho punible imputado".
DERECHOS TRANSMITIDOS
Según la juez, de la documentación aportada se acredita que el 4 de noviembre de 2004 el investigado transmitió a Bufete Falcones los derechos económicos derivados de su obra 'La Catedral del Mar' por un precio de 3.000 euros.
"La existencia de dicho contrato dos años antes de iniciarse el éxito editorial y consiguiente devengo de derechos de autor por la misma no concuerda con la idea de una maniobra dolosa defraudatoria en dicha transmisión", asegura la juez.
Todo ello se da "sin que pueda aceptarse el argumento de la acusación de que se quiera aprovechar la prueba de la fecha que hace un documento público cuando la expectativa del éxito de la obra era en dicha fecha desconocida e incierta".
La juez considera que Falcones, al haber cedido los derechos de autor a través de una entidad mercantil, "queda asentado por parte del tribunal que los derechos no eran de Ildefonso Falcones sino del Bufete Falcones", lo que impide considerar al autor como titular de dichos derechos y obligado tributario.