Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arenas asegura que en Andalucía "hay margen para muchos" recortes, excepto en educación, sanidad y asuntos sociales

Critica los presupuestos sanitarios "made in Griñán" y resalta que en los últimos tres años los recortes en este campo ascienden a 3.600 millones
El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha asegurado este sábado durante su intervención en una Convención Sanitaria celebrada en Sevilla que en Andalucía "hay margen para muchos recortes y habrá que recortar en todo lo que se pueda, menos en educación, sanidad y asuntos sociales".
Así, ha explicado que en educación "no se puede recortar, pues no es un gasto, sino una inversión en el futuro", pese a que Andalucía invierte "4.000 euros por personas al año, frente a los 9.000 euros del País Vasco"; en sanidad, "no se puede recortar, ya que nos jugamos la vida"; y en asuntos sociales, "tampoco", aunque advierte que "sin empleo no se puede garantizar el Estado del Bienestar".
"Hay margen para muchos recortes", ha reiterado, enumerando la reducción de altos cargos y de la "administración paralela, que cuesta 5.000 millones de euros a la Junta". De otro lado, en referencia a las cuentas de la Junta en materia sanitaria, ha criticado los denominados presupuestos "made in Griñán", esto es, primero "lo pinto y digo que no se reducen y luego declaro y ordeno el dinero no disponible", por lo que después "no se ejecuta".
En los últimos tres años, según el presidente de los 'populares' andaluces, "entre la reducción en los presupuestos y el dinero no disponible, los recortes del Gobierno andaluz en materia sanitaria ascienden a 3.600 millones de euros". En este sentido, alerta de que "esto no es un debate sobre el futuro del lince, sino cifras", añadiendo que "sabemos que nos vamos a encontrar una situación difícil", pues tendremos que resolver "problemas", como las facturas sin pagar a las empresas farmacéuticas "que no aparecen en los presupuestos de la Junta y que suman un total de 1.145 millones de euros", ha afirmado, pese a la Junta hable subraye que "el pago a las farmacias andaluzas está garantizado".
Por otro lado, Javier Arenas ha manifestado que en la "sanidad andaluza hay mucho humo", aunque eso no es lo importante, sino "el día a día". Así, ha enumerado aspectos sobre el ámbito sanitario en la comunidad, que cuenta con "la mitad de hospitales que Cataluña, que es la tercera región por la cola en inversión por habitante en sanidad, y la última el número de facultativos por habitantes, en enfermeros por habitantes o especialistas por habitantes".
En esta línea, ha lamentado la "desigualdad" actual en el Sistema Nacional de Salud y ha reclamado que el Gobierno de España "tiene que garantizar las mismas prestaciones para todos".
"GRAN DESCONFIANZA"
Igualmente, y volviendo al análisis de la sanidad en Andalucía, el presidente del PP-A ha reconocido que tiene la impresión de que "la Administración socialista posee gran desconfianza en los profesionales, por lo que si se cambia este aspecto produciremos un ahorro importante, sobre todo, eliminando la cadena de control sobre los profesionales". "Se ha perdido el respeto a los sanitarios, no solo a los maestros y profesores", ha lamentado.
En cuanto a las medidas a tomar de alcanzar el Gobierno de Andalucía, Arenas ha abogado por "desburocratizar" la sanidad porque "solo existe burocracia". Al hilo de esto, ha asegurado que si es presidente de la Junta, "los funcionarios llevarán la gestión diaria de la misma, pues los políticos no están para eso".
De otro lado, ha explicado que "no se puede obligar a nadie a ejercer un trabajo físico por encima de los 65 años", pero "la voluntariedad laboral hasta los 70 años tiene que ser sagrada, pues como consecuencia de esto los mejores profesionales de la salud en Andalucía están siendo expulsados del sistema público".
"La mejor reforma pasa por la gestión permanente, por un plan de Urgencias y Emergencias, por la unificación de los servicios de Emergencia, por la reestructuración de la atención primarias, en los recursos humanos y en un sistema de evaluación externa", ha desarrollado en su intervención en un foro, donde también ha participado el consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Luis Rosado. Al mismo tiempo, ha apostado por mejorar el sistema común de informatización. "Solo hay un sistema común peor, el judicial", ha lamentado.
CONSEJERÍA DE SANIDAD Y ASUNTOS SOCIALES
Para poder realizar estas medidas, Arenas ha solicitado la ayuda de los sectores sanitarios, médicos, enfermeros, odontólogos, farmacéuticos, sindicatos, colegios profesionales y científicos, entre otros, que han estado presentes en la Convención Sanitaria, celebrada en Sevilla, donde les ha trasladado su intención de aglutinar en una sola Consejería las materias de sanidad y asuntos sociales, para pasar a ser una comunidad con "nueve o diez departamento"; al mismo tiempo que ha adelantando que reducirá en "un 50 por ciento los altos cargos y nombrará a los directores generales entre los funcionarios andaluces".
El presidente del PP andaluz ha planteado la necesidad de un "gran pacto para el gasto sociosanitario". "Al final habrá muchas reformas que son las que impiden los recortes", ha asegurado.
Por otro lado, Arenas ha resaltado lo que supone un encuentro de las características del celebrado este sábado en Sevilla, pues mientras "otros van a las puertas de los colegios y hospitales para repartir propagando que es mentira", él prefiere estos foros, donde se escucha las voces de sectores "imprescindibles" para elaborar un programa de gobierno en materia sanitaria.
"LA SANIDAD NO LA GARANTIZA RAJOY NI RUBALCABA"
En este sentido, ha realizado un llamamiento para no convertir en terreno de "confrontación política y electoral". Además, "ha reiterado su preferencia por estos encuentros con profesionales y representantes de distintos sectores sanitarios frente a repartir propaganda que dice mentiras". "El derecho a una sanidad pública no lo garantiza Rajoy ni Rubalcaba, sino la Ley", ha aclarado.
En estos momentos "difíciles", el problema de la sanidad "está en la gestión de los recursos, esto es, no es cuestión de usar menos dinero, sino de usarlo mejor", ha concretado.
Por último, ha considerado que la ventaja del PP frente a otras fuerzas políticas es que presenta "un proyecto para España, pues es el partido que mejor se ha adaptado al Estado de las autonomías", lo que viene a significar que "las ideas del PP valenciano son coincidentes con las del PP andaluz".