Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Armada desactiva un explosivo localizado a 15 metros de profundidad en La Graciosa (Las Palmas)

El Equipo de desactivación de explosivos de la Unidad de Buceo del Mando Naval de Canarias (EDE) ha desactivado un explosivo en la isla de La Graciosa (Las Palmas) hasta donde se desplegó el Buque de Acción Marítima (BAM) 'Meteoro' con el fin de neutralizar dicho artefacto, que fue localizado bajo el agua a poniente de la isla a una profundidad de unos 15 metros.
El artefacto fue localizado por un buceador de la zona, que informó a la Ayudantía Naval de Lanzarote para, posteriormente, seguir los procedimientos establecidos para la activación de la unidad, según informó la Armada en un comunicado.
Así, antes de iniciar el despliegue, se coordinó con la Ayudantía Naval todas las necesidades logísticas y de comunicación con las autoridades locales para el control en las proximidades de la costa. Posteriormente, tras localizar y reconocer el artefacto se comprobó que era un 'obus' de 210 mm, también conocido como Granada Rompedora MOD 1916, de unos 67 centímetros de longitud y una cantidad de 11,5 kilogramos de explosivo, con espoleta de activación por percusión.
Por ello, el personal de la Armada neutralizó el explosivo de forma controlada, recogiendo todos sus restos. Además, indican que el despliegue abordo del 'Meteoro' permitió dar la "flexibilidad suficiente" al equipo para poder establecer un campo de búsqueda con sus embarcaciones, así como dar la seguridad en la mar "adecuada" para mantener un perímetro de seguridad acorde a la actuación.
Las Unidades de Buceo de la Armada tienen, entre otras, la misión de localizar, reconocer, neutralizar o desactivar artefactos explosivos bajo el agua, en las playas y costas, para lo que disponen de personal especialista en desactivación de artefactos explosivos (EOD).