Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Armengol avanza que Baleares se opondrán también al nuevo objetivo de déficit propuesto por Montoro a las CCAA

La presidenta balear, la socialista Francina Armengol, ha avanzado este jueves que Baleares se opondrá también a la nueva oferta que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hará este viernes a las CCAA y que flexibiliza el déficit para ellas en una décima, elevándolo al 0,4 por ciento para 2018 y al 0,1 por ciento en 2019.
En los Desayunos de Europa Press, la presidenta ha avanzado que su comunidad votará en contra de esta nueva propuesta de Hacienda como ya lo hizo la semana pasada contra la primera, que les imponía un déficit del 0,3% el año que viene y estabilidad a partir de 2019.
Según ha dicho, "no sirve de nada" a las regiones que como Baleares han cumplido el déficit. "A las comunidades que somos cumplidoras no nos sirve para nada", ha resumido Armengol, preguntada por si este gesto significaba un guiño de Montoro al PSOE.
En este sentido, ha acusado al Gobierno de beneficiar a algunas comunidades por moverse por intereses parlamentarios. Ha cargado contra el acuerdo entre el PP y formaciones canarias, que responde más a "las necesidades del PP para sacar los Presupuestos que a las necesidades de los canarios".
"No es posible que por su situación parlamentaria se den una serie de beneficios", ha subrayado Armengol, quien ha instado a discutir entre todas las administraciones en negociaciones que sean "claras y transparentes".
MONTORO IMPROVISA
Y sobre la nueva oferta de Montoro, se ha mostrado tajante, acusando al ministro de improvisar. "No es normal que el jueves pasado tuviéramos un CPFF y se haya convocado otro este viernes para flexibilizar una décima. El ministro no sabe qué pautas debe seguir, y ahora reforma el IRPF", ha criticado la mandataria socialista, en referencia al acuerdo del Ejecutivo con Ciudadanos para introducir rebajas en ese impuesto.
Además, ha señalado que lo realmente importante para Baleares sería aumentar la regla de gasto ya que actualmente impide al Gobierno autonómico invertir el déficit ahorrado. Y ha cargado contra la forma de negociar la senda de estabilidad presupuestaria, en una reunión entre administración central y comunidades en la que la que la última palabra la tiene el Gobierno.
"La propia AIREF le dice a Montoro que la regla de gasto no se puede aplicar año a año", ha asegurado, en referencia a la Autoridad Independiente de Regulación Fiscal, reclamando que esta medida se tome a más largo plazo para permitir poder gastar lo ahorrado.
BALEARES, PEOR FINANCIADA QUE CATALUÑA
Preguntada por la financiación de las islas, ha llamado a acelerar los tiempos para reformar la ley de financiación autonómica, prevista para 2018, y que resulta acuciante para Baleares por su crecimiento poblacional.
Ha explicado que la comisión de expertos que está estudiando la reforma de la financiación cuenta con conclusiones muy dispares, mostrando cierto pesimismo sobre un futuro cambio en el reparto presupuestario autonómico. Si bien ha instado a que se tome una vía de financiación que camine hacia más federalismo fiscal: "Que tengamos la capacidad de gestionar más bolsa de impuestos y decidir mas nuestras políticas".
Según Armengol, Baleares es la comunidad peor financiada, "peor que Cataluña", ha añadido, asegurando que recibe menos dinero para educación, sanidad o política social que otras, aunque sin querer citar a ninguna. Por ello, ha abogado por un reparto mejor, "más transparente", resumiendo su propuesta en que los territorios se autogobiernen más y mejor.
BAJADA DE IRPF
Armengol se ha mostrado escéptica sobre la negociación entre Gobierno y Ciudadanos para acometer una bajada de impuestos en 2018, dudando de que sea "la fórmula más adecuada" para la financiación del próximo año, ya que a su juicio regiones como la que preside sufre "marginación" en cuanto a las inversiones sociales, en educación o en sanidad.
Y entiende que si hay más presupuesto público sería "mucho más lógico" invertir en base a las necesidades y compromisos de las regiones. Por ello, ha instado a que el Gobierno cumpla la ley dotando de presupuesto leyes como la dependencia, "una obligación" ha recordado, por la que "el Gobierno balear pone siete euros por cada euro que pone el Estado".