Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arraiz dice en el TSJPV que defendió la estrategia de la IA de romper con el Estado y no la "lucha armada" de ETA

El presidente de Sortu y su abogado esperan que las diligencias se archiven, una solicitud compartida por la Fiscalía vasca
El presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, ha afirmado ante el magistrado de la Sala Civil y Penal del TSJPV Borja Iriarte, que en la charla del 18 de noviembre de 2013 celebrada en Bilbao en homenaje a Santiago Brouard y Josu Muguruza, defendió la estrategia de la izquierda abertzale mantenida durante los últimos 35 años de "romper" con el Estado español, y no la "lucha armada" de ETA, como se reflejó en algunos medios de comunicación.
Arraiz, que sólo ha respondido a las preguntas del juez instructor y del Fiscal Superior vasco, Juan Calparsoro, ha asegurado que, en la actualidad, la izquierda abertzale reivindica la ruptura con el Estado como "imprescindible y de total urgencia" porque no se "respetan los derechos nacionales del pueblo vasco".
Las preguntas del magistrado --tan solo dos, según ha precisado el abogado de Arraiz, Iñigo Iruin"--, así como las del Fiscal, se han centrado en conocer qué era, en concreto, lo que quería decir el presidente de Sortu al afirmar que estaba "orgulloso" por la trayectoria de la izquierda abertzale y que ésta no debía "rechazar ni revisar" su pasado.
Hasier Arraiz ha declarado durante media hora escasa como imputado en un supuesto delito de enaltecimiento y justificación del terrorismo y humillación a las víctimas, tras la querella presentada por Dignidad y Justicia, a cuyas preguntas no ha respondido durante el interrogatorio.
Tras prestar declaración, Hasier Arraiz ha explicado que el 18 de noviembre, en la charla que Sortu ofreció en Bilbao, él defendió que la izquierda abertzale planteara "hace 35 años la ruptura democrática con un Estado que no estaba dispuesto a respetar los derechos nacionales del pueblo vasco era imprescindible".
"Y eso nos ha llevado a que, 35 años más tarde, sigue siendo imprescindible, de total urgencia, esa ruptura democrática con un Estado que no está dispuesto a respetar los derechos nacionales de los vascos, y en ese sentido, no está dispuesto a respetar los derechos nacionales de los vascos. No está dispuesto a dejarnos decidir nuestro futuro libremente", ha señalado.
En esta línea, ha precisado que eso fue lo que reivindicó "aquel 18 de noviembre en aquella charla" y eso es lo que ha expresado "nuevamente en la Sala de lo Penal del TSJPV". "Es lo que he repetido, me he reafirmado en lo que dije entonces", ha insistido.
Asimismo, ha explicado que ha querido "discernir" entre lo que él aseguró y lo que "ciertos medios de comunicación escribieron al respecto, que no tenía nada que ver" con lo que él dijo, en referencia a las informaciones que apuntaban a que había justificado la estrategia de apoyo a "la lucha armada" de ETA.
Tal como aseguró tras la charla que ofreció en Bilbao, Hasier Arraiz ha recordado que, a su entender, "hace 35 años, cuando el Estado español salía del franquismo, hubo una oportunidad para una ruptura democrática que posibilitara, entre otros, el respeto a los derechos nacionales del pueblo vasco y en esa ocasión se frustró por la elección que hicieron determinados partidos políticos".
Según ha afirmado, por su parte, la izquierda abertzale "optó por esa ruptura democrática, y se demuestra que, 35 años más tarde", se sigue estando "en ese punto y que el pueblo vasco, Euskal Herria, necesita esa ruptura democrática con un Estado español que no permite decidir libre y democráticamente su futuro a los vascos".
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
A su juicio, su citación a declarar como imputado "evidencia que la libertad de expresión se vulnera en este país", y que, para los militantes de la izquierda abertzale, "sigue sin existir condiciones democráticas para afrontar con total libertad el debate político".
Además, ha expresado su agradecimiento a todas aquellas personas que le han mostrado su solidaridad estos días, "y en especial, a aquellas que, no estando de acuerdo" con lo afirmó, consideran que tiene "todo el derecho a poder decirlo y respetarlo".
Hasier Arraiz ha afirmado que ahora lo que debe decidir el magistrado es "si se abre un proceso judicial o no". "Espero que esto acabe aquí", ha destacado.
Tras las declaraciones de Arraiz, Iruin ha explicado a los periodistas que la comparecencia en el TSJPV de su defendido ha sido corta porque es un caso "muy sencillo" y ha mostrado su esperanza en que las actuaciones se archiven, tal como él y la Fiscalía han solicitado.
CONCENTRACIÓN
Hasier Arraiz estaba citado a declarar a las 10.00 horas y, un cuarto de hora antes ha llegado al Palacio de Justicia, junto Iruin, donde le esperaban concentrados, desde las 9.30 horas, cargos públicos de Sortu, EH Bildu y Amaiur, con una pancarta a favor de la libertad de expresión y en contra de "la persecución política".
Entre ellos, se encontraban los representantes de Sortu Rufi Etxeberria, Joseba Permach, Pernando Barrena, Juan José Petrikorena o Niko Moreno; los parlamentarios de EH Bildu Laura Mintegi, Maite Beitialarrangoitia, Pello Urizar u Oskar Matute, el diputado de Amaiur Jon Iñarritu, y junteros de Bildu.