Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arraiz cree que el lehendakari ha estado "poco elegante" al atacar a su "adversario político" como lo hizo con Otegi

Llama a crear las condiciones para abordar "un debate constructivo y útil sobre el pasado en este país" y no "de malas maneras"
El presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, cree que el lehendakari, Iñigo Urkullu, estuvo "poco elegante" al atacar "a su adversario político" como lo hizo con Arnaldo Otegi, al recordar, en el 50 aniversario de Michelin Vitoria, al director de la fábrica, Luis Abaitua, secuestrado por ETA, acción por la que fue condenado el secretario general de Sortu y exportavoz de Batasuna.
"No veo a un lehendakari con la dimensión política e institucional que tiene que tener, intentando atacar a un adversario político en ese terreno. Me pareció poco elegante", ha manifestado en una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press.
No obstante, ha dicho que el recuerdo "a esa víctima, en concreto, y a otras muchas" le parece "adecuado, por supuesto". "El otro día en el Parlamento coincidimos en un momento en las escaleras (él y el lehendakari) y le hice un pequeño comentario al respecto sobre lo poco edificante que era esa dialéctica que se estaba manteniendo", ha indicado.
Por su parte, según ha explicado, Iñigo Urkullu, con el que ha reconocido que tiene "una buena interlocución", le replicó que no era "responsabilidad suya".
Hasier Arraiz ha indicado que Sortu y el PNV "no han hecho las paces, pero tampoco se trata de reprocharle nada a nadie", en referencia a la polémica que las palabras del presidente del Gobierno vasco provocó, al replicarle el portavoz de Sortu, Pernando Barrena, que la formación jeltzale fue "socia fundadora de la política de dispersión" y ha usado a las víctimas "con fines políticos". Por su parte, el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, llamó a Barrena "político obstáculo para la convivencia".
DEBATE CONSTRUCTIVO
Arraiz ha recordado que, por un lado, los partidos políticos tienen "la responsabilidad de crear condiciones para que, si hay que hacer un debate sobre el pasado en este país, éste sea constructivo y útil para el futuro de esta sociedad y para una convivencia democrática". "Y creo que esas condiciones que hay que crear están alejadas de hacer el debate de malas maneras ante los medios de comunicación y en clave de reproche al adversario político", ha apuntado.
A su juicio, "es mejor tratar de reconducirlo" y, si hay que hacer ese debate, también cree que, "a la hora de dirigirse los unos a los otros cuando se está hablando de representantes políticos", cuando uno descalifica a su adversario, "termina por calificarle a él mismo".
"Todos tenemos que tener mucho cuidado en cómo nos dirigimos al otro y creo que, sobre todo, ahora mismo, en este momento la sociedad el debate que nos está demandando es un debate sobre el futuro, quiere propuestas de futuro y no tanto que nos quedemos mirando al pasado", ha destacado.
Hasier Arraiz considera que ése "es el debate interesante que hay que hacer y que hay que restar tiempo de otros debates para hacerlo". "Me refiero a que todos, en general, tenemos que tener cuidado a cómo nos referimos al otro, al adversario, porque me parece que muchas veces lo que decimos del otro nos puede terminar por calificar a nosotros mismos. Hay que tener mucho cuidado con las palabras que se emplean", ha indicado.
A su juicio, "aquella persona a la que le dice cualquier tipo de calificativo, mañana puede que te tengas que sentar con ella a hablar de cualquier tema". "Por tanto, conviene tratar de no romper puentes con las palabras que se utilizan, sino tratar siempre de mantener unos mínimos de respeto que son imprescindibles siempre para cualquier tipo de debate político", ha manifestado.
Sobre la exigencia que se le hace a la izquierda abertzale para que diga que "matar estuvo mal", ha indicado que EH Bildu ya ha hablado sobre este tema. "Hicimos un debate, incluso en el propio Parlamento de Gasteiz en términos bastante constructivos sobre el mismo, y yo creo que avanzamos un poco más", ha señalado en referencia al pleno de política general celebrado en septiembre del pasado año.
También ha recordado la iniciativa de la expresidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, "que, al final, se acabó frustrando". "Creo que, entonces, se vislumbró por un momento que había la posibilidad de hacer ese debate en clave constructiva y poder sentarnos en torno a una mesa todas las partes. Y creo que es realmente lo interesante", ha apuntado.
El presidente de Sortu ha manifestado que ahora, "tal como ha surgido este tema", ha sido de "una forma muy artificial y tiene mucho más que ver con la competencia electoral que con lo que puede ser el interés de la ciudadanía por ese debate".
ARMA ARROJADIZA
"No conviene utilizar ese debate como arma arrojadiza de una parte sobre la otra porque, así, es evidente que no vamos a poder llegar a buen puerto y considero que, de alguna forma, una parte cree que cuenta con cierta ventaja sobre la otra. Creo que son percepciones erróneas, y seguramente, no vaya a conducirnos nunca a que nos podamos sentar en torno a una mesa y que yo también creo que hay que hacer y considero que EH Bildu está dispuesto a participar en él con total sinceridad y honestidad", ha añadido.
A su juicio, "ninguna parte tiene que pedirle a la otra que diga lo que él quiere que diga", en alusión a la petición del lehendakari, Iñigo Urkullu, del reconocimiento de que "matar estuvo mal". "No hay que hacerlo como le gustaría al señor Urkullu o a la señora Mendia, sino que cada cual tendrá que hacer la suya propia", ha indicado.
En su opinión, EH Bildu ha sido capaz, "con sus propias palabras y desde sus propias culturas políticas y su propio recorrido, de llegar más allá de lo que otros han llegado". "Y yo creo que hay que tener en cuenta todo ese esfuerzo que se ha hecho para llegar a la situación en la que estamos, a día de hoy, donde EH Bildu ha sido un actor fundamental para que podamos vivir en este escenario de construcción de paz, de convivencia democrática en la que estamos", ha añadido.
El parlamentario de la coalición soberanista ha manifestado que se "explicitará esa autocrítica". "Pero el mismo Arnaldo Otegi dijo que no se trata tanto de hacerlo porque lo pida un partido político u otro, porque eso creemos que muchas veces está unido a un determinado interés que suele ser bastante circunstancial o que, a veces, está unido a un interés electoral", ha indicado.
Tras apuntar que ellos "se deben a la sociedad en la que nacieron, al pueblo vasco", y hay que ser "honestos con él". "Tenemos que decirle las cosas tal como son y cómo las sentimos. Creo que vamos haciendo ese camino, vamos haciendo ese recorrido y seguiremos avanzando como no puede ser de otra manera. Me gustaría que otros también hiciesen el suyo propio, pero lo tenemos que hacer nosotros", ha apuntado.