Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arraiz renuncia a la reelección como presidente de Sortu para "dar paso a nuevas caras" y "renovar" la estrategia

El actual presidente de Sortu, Hasier Arraiz, no se presentará a la reelección en la Asamblea Nacional que el partido celebrará el próximo 2 de julio para elegir a su dirección con el objetivo de "dar paso a nuevas caras" y a "nuevas generaciones" y facilitar la "renovación".
En una entrevista concedida a Info7, el dirigente de la formación abertzale y todavía parlamentario de EH Bildu, ha manifestado su deseo de "dar paso a nuevas caras, a nuevas generaciones y apostar" por que ese cambio que se produzca "sirva para oxigenar el desarrollo de la nueva estrategia de la izquierda abertzale".
"Para que pueda haber esa renovación y para que pueda entrar otra gente, otros también se tienen que apartar de forma natural. Todos vamos a estar en el mismo barco, pero unas veces toca estar en cabeza, tirando del pelotón, y otras veces toca pasar atrás a dar relevos", ha apuntado.
Arraiz cree que Sortu se encuentra "ante un reto importante, en un momento crítico, de cambio". "Ahora toca dar un nuevo paso, que esa nueva estrategia se desarrolle por completo. Eso se tiene que hacer en una clave de refundación, de renovación completa de ideas y de forma de hacer las cosas", ha señalado.
"En cualquier caso, yo voy a estar ahí, voy a seguir siendo un ser político y voy a seguir participando, si no es en el Parlamento ni en otra institución, será en asambleas, reuniones o movilizaciones", ha añadido.
Arraiz se despidió el pasado viernes de la Cámara autonómica, días después de que la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) le condenara a dos años de cárcel e inhabilitación especial, lo que le impide desempeñar cualquier cargo público. Sin embargo, según ha manifestado el propio Arraiz, el Parlamento todavía no ha recibido el auto con la condena de inhabilitación.
El dirigente de Sortu ha afirmado que abandonará su cargo en el Parlamento "con la cabeza alta" y "con total dignidad", como parlamentario "objeto de una injusticia" que ha recibido un "reconocimiento bastante general" por parte de la Cámara.
"Me fui contento porque me fui, no solo con el apoyo de los míos, sino con el respeto y la consideración pro parte de los grupos mayoritarios de la Cámara, tanto del PNV como del PSE", ha dicho.
De su trayectoria como parlamentaria, ha realizado una "valoración bastante amarga" porque aunque la legislatura debería haber sido propicia para "el diálogo político" con acuerdos "entre diferentes", ese "diálogo ha estado muy limitado desde el principio". "Los grupos políticos han estado muy por detrás de los tiempos que estábamos viviendo en el país. La mayor parte estaban más cómodos en el anterior escenario", ha lamentado.
OTEGI
Arraiz se ha referido a la candidatura de Arnaldo Otegi a lehendakari por EH Bildu, que considera "la mejor opción" porque "va a ser capaz de aglutinar y atraer a otros sectores".
"Si Arnaldo llega a ser lehendakari, querrá decir que esta parte del país, Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, también está dispuesta a cambiar", ha indicado.
Preguntado por la posibilidad de que los jueces le impidan presentarse como aspirante a la Lehendakaritza, tras haber sido condenado a inhabilitación, no ha descartado "todos los intentos, agresiones y ataques que puedan venir del Gobierno del PP".
"Está claro que somos -Otegi y él mismo- una obsesión para este partido que no entiende de tolerancia, no entiende de otra cosa que no sea autoritarismo y no es capaz de gestionar la diferencia más que tratando de aplastarla", ha censurado.