Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Artur Mas pide a Rajoy que los intereses de la deuda no computen en el déficit

Reconoce algún avance de los puntos del documento que entregó a Rajoy pero no suficientes
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha planteado este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la posibilidad de computar los intereses de la deuda fuera del déficit y ayudar así a relajar el cumplimiento de los objetivos de estabilidad a los que deben hacer frente las autonomías.
En rueda de prensa tras el último Consell Executiu antes del parón veraniego, Mas ha explicado que este es uno de los 23 puntos del documento que entregó a Rajoy en la reunión que mantuvieron la semana pasada en el Palacio de la Moncloa, entre los que ha reconocido que "hay algún tema en el que se ha empezado a avanzar".
Así, ha avalado que el Gobierno haya decidido reducir una parte de los intereses que se pagan a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), lo que se traduce en 700 millones de euros para Cataluña, pero ha destacado que Cataluña necesita 4.500 millones para mantener el gasto público actual y garantizar los servicios básicos, recuperar la paga extra de los empleados públicos y poder cumplir con el objetivo de déficit.
"Nos ayudan un poco pero queda muy lejos de las necesidades del Govern", ha aseverado el presidente catalán, que ha emplazado al Estado a relajar los objetivos de déficit de las autonomías y a protagonizar ahora el mayor esfuerzo después de que, a su juicio, solo lo hayan hecho hasta ahora las autonomías y el mundo local.
Para Mas, los objetivos de déficit impuestos por el Ejecutivo no se pueden cumplir, y más cuando "no se pueden hacer más recortes, se ha llegado al final", por lo que ha instado al Gobierno central a relajarlos para que puedan ser una realidad.
También ha confiado en que haya avances en lo relativo a los 23 puntos del documento que entregó a Rajoy antes de que acabe el año, y que estos se traduzcan en acuerdos y soluciones: "No podrán decir que solo queremos hablar de la consulta. Queremos hablar de la consulta y, como mínimo, de 23 temas más". "Todo tienen solución posible, pero es necesario voluntad política. Estoy 'ready and wait', preparado y esperando", ha resaltado.
'NO' A NUEVOS RECORTES
Todo ello lo ha dicho después de que haya defendido que Cataluña ha hecho más recortes que nadie y que, en consecuencia, no puede hacer más, destacando que es el mensaje que han trasladado al Gobierno central.
"Hacemos todo y más para no hacer nuevos recortes", ha recalcado, tras precisar así que El Gobierno catalán ha tenido que subir la presión fiscal, frenar nuevas inversiones, vender patrimonio y hacer concesiones sobre bienes públicos de la Generalitat, bajar sueldos públicos y funcionar así con un 20% menos de presupuesto que hace años.
"Cataluña ha tenido que hacer políticas de austeridad muy duras, y ahora tenemos la autoridad para decir que no podemos ir más allá", ha sostenido Mas, que ha alertado que hacerlo supondría poner en peligro políticas públicas esenciales, lo que corresponde a las políticas del Estado del Bienestar.