Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Artur Mas cree que el Estado llama a embajadores porque asume que habrá consulta y ya pide el 'no' a la independencia

Pide a Europa que ayude a que se produzca la consulta y a mantenerse imparcial
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado este jueves que el Gobierno central está llamando a consultas a embajadores porque augura que sí habrá consulta de autodeterminación en Cataluña, por lo que ya abre una campaña por el 'no' a la independencia.
"Quiere decir que esto ya les debe de preocupar, y en sentido lo celebro", ha dicho el también líder de CiU durante las jornadas del grupo de la federación en el Parlamento en Tortosa (Tarragona).
Para el presidente catalán, "evidentemente ellos ya están haciendo la campaña por el 'no', por lo que deben de tener por descontado que la consulta se hará; ya están intentando posicionarse".
También considera que "toda esta discusión y polémica de la UE es la campaña del 'no", después de que el vicepresidente haya advertido de que una secesión implica automáticamente salir de la UE.
Ha dicho que no es momento de debatir si una Cataluña independiente seguiría en la Unión, pero prefiere que se hable de esto antes que oír cómo se minimiza la voluntad de una consulta, porque "parecía que todo esto era una calentura de verano, como casi decían, o una especie de obsesión de un presidente que se había vuelto loco".
Ha defendido también que Europa debe plantearse de qué manera se puede favorecer la consulta de autodeterminación de un territorio que la pide, sin favorecer por eso el 'sí' ni el 'no' a la secesión.
"¿No es el momento de que Europa empiece a hacer esta reflexión: 'Cómo puede ayudar Europa a que se vote'?", se ha preguntado Mas después de que el vicepresidente de la CE, Joaquín Almunia, advirtiera sobre la salida de la Unión.
El presidente del Ejecutivo catalán ha insistido en apelar a Europa preguntándose: "¿Pertenecer al club de la UE no debería ser la garantía de que un pueblo que quiere votar puede votar?".
VOTAR "SIN MIEDO"
Ha dejado claro que pide lo mismo que pudieron hacer los quebequeses y que podrán hacer los escoceses, pero no busca la complicidad de Europa para que se cree un Estado, aunque tampoco para lo contrario: "Eso lo decidiremos los catalanes y las catalanas".
Además, ha reiterado que la pregunta y la fecha de la consulta deben fijarse este año, convocarse para 2014, y pedir que los ciudadanos voten sin miedo, que es lo que precisamente "intentarán introducir aquéllos que quieren que esto fracase".