Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Artur Mas cede el testigo "para salvar el proceso" y porque la CUP reconoce sus errores

El presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha explicado este sábado que desiste en su candidatura a la Presidencia para "salvar el proceso" soberanista y porque la CUP reconoce sus errores que tiene como consecuencia que dos de sus diputados serán relevados.
"Es una decisión consecuente. Si (mi marcha) no se hacía de manera indigna y humillante y a cambio de nada, si yo podía, debía salvar el proceso, el compromiso de tanta gente que se ha mojado", ha afirmado en una comparecencia ante los medios en el Palau de la Generalitat.
Ha afirmado que otro de los motivos por los que decide dar un paso al lado es por la "asunción de errores" por parte de la CUP, que no ha querido detallar emplazando a preguntarlo a los diputados anticapitalistas.
Ha aclarado que esa asunción de errores tiene consecuencias que, a su juicio, están encaradas a dar estabilidad a la próxima legislatura parlamentaria, ya que la CUP se compromete a renovar a parte de sus diputados --dos-- y a que dos de ellos "se incorporen a la dinámica parlamentaria de JxSí".
"La CUP se compromete a no votar en ningún caso en el mismo sentido que los grupos parlamentarios contrarios al proceso y/o al derecho a decidir cuando esté en riesgo la estabilidad parlamentaria", ha leído del acuerdo al que se han avenido.
"Lo que las urnas no nos dieron directamente, se corrige a través de la negociación", ha explicado el presidente, que ha dicho en varias ocasiones que es un pacto por escrito.
Con el acuerdo suscrito, Artur Mas considera que da "una vuelta a la tortilla que hace que sea JxSí quien tenga ahora la sartén por el mango", quien controle la actividad parlamentaria con el compromiso explícito de la CUP de garantizar la estabilidad parlamentaria del nuevo Govern.
Preguntado por si ese acuerdo modifica o reafirma la resolución de independencia aprobada en el Parlament el 9 de noviembre, Mas ha recordado que el acuerdo no tiene nada que ver con los anteriores porque "no tiene un contenido de proyecto", sino que es para tomar decisiones políticas encaradas a desatascar una situación enrocada y que compromete a la CUP en determinados aspectos que hasta la fecha eran inéditos.
También ha contestado a los periodistas que, como el pacto está por escrito, tiene que confiar en que lo cumplirán, pero que será el próximo presidente, Carles Puigdemont, quien deberá decir qué iniciativas toma en caso de incumplirlo.
LIBERADO
Tras la firma del pacto, Mas se siente liberado del compromiso que adquirió de no volver a presentarse como presidente en caso de que se celebren elecciones constituyentes 18 meses después de las elecciones del 27S.
Además, ha recordado que, con el acuerdo, se consigue la estabilidad con la que él ha vivido "obsesionado" durante todo el proceso.
También ha incidido en que una de las cosas que le han animado a tomar esta decisión en las últimas 24 horas es uno de los cambios en la propuesta de la CUP: "La decisión de designar a un presidente la formulo yo a título personal de entre los diputados de JxSí".