Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Artur Mas mantiene su hoja de ruta sobre la consulta del 9-N

Empieza la cuenta atrás y Artur Mas mantiene su hoja de ruta. Lo primero, aprobando la ley de consultas catalana, cuya fecha ha asegurado que mantiene para el próximo 9 de noviembre. Por eso, este lunes, Mas se reúne a puerta cerrada con su ejecutivo para fijar la estrategia a seguir en este nuevo curso político. El martes, una comisión del Parlament votará si el expresidente Jordi Pujol debe comparecer para dar explicaciones sobres sus cuentas ocultas en Andorra. El ya 'no Honorable' también se cuela en la agenda soberanista. La semana continúa, con el encuentro de Artur Mas con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y la reunión del ejecutivo catalán con los partidos proconsulta para explicarles el operativo del referéndum que quieren llevar a cabo. La siguiente fecha clave: el 11 de septiembre, Diada más que especial este año, porque coincide con el Tricentenario de 1714. Se medirá el poder de movilización de cara al referéndum. Y solo una semana después, el 19 de septiembre, está previsto que el Parlament apruebe la ley de consultas catalana. Ese mismo día, Artur Mas podría ya firmar el decreto para convocar el referéndum. Así, ganará tiempo ante el previsible recurso que el gobierno central presentará en el Tribunal Constitucional. Pero ante la suspensión más que segura de la consulta, falta saber qué estrategia seguirá el presidente catalán para sacar las urnas a la calle el 9 de noviembre y que la consulta no sólo sea simbólica. Un escenario ante el que, de momento, el ejecutivo catalán, guarda silencio.