Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arzalluz asegura que pondría la mano en el fuego por Agirre

Xabier Arzalluz, ex presidente del PNV, pondría la mano en el fuego por su compañero de partido, Gorka Agirre y así se lo ha dicho al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón. Arzalluz ha declarado como testigo en el juicio contra el ex responsable de relaciones internacional del PNV, que está imputado por su supuesta vinculación con el aparato de extorsión de ETA.
El viernes, Gorka Agirre negaba su relación con la banda terrorista. Ahora el veterano dirigente Xabier Arzalluz, Iñigo Urkullu, presidente del PNV, y Joseba Egibar, presidente del PNV en Guipúzcoa, han declarado en la Audiencia Nacional en defensa del ex dirigente nacionalista.
Agirre está acusado de actuar como intermediario entre varios empresarios extorsionados por ETA y el dueño del bar Faisan de Irún, Joseba Elosúa, local donde presuntamente se efectuaban los pagos del denominado impuesto revolucionario.
A la salida de la Audiencia, Arzalluz ha dicho que ha trabajado con Agirre durante 30 años, que "conoce hasta la marca de calzoncillos" que usa y que pondría la mano en el fuego para defender su inocencia.
Iñigo Urkullu ha reiterado a las puertas de la Audiencia su "confianza plena en la inocencia absoluta" de Agirre. De hecho ha calificado de "aberración y barbaridad" que una persona que ha vivido exiliado se encuentre ahora imputado por su supuesta relación con ETA