Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Asamblea de Ceuta rechaza pedir autorización para una consulta sobre la transformación en Comunidad Autónoma

El Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Ceuta, donde ocupa 18 de sus 25 escaños, ha rechazado este martes la iniciativa presentada a la Cámara por el primer partido de la oposición, Caballas, para solicitar autorización al Gobierno de la Nación con el fin de celebrar una consulta popular "sobre la conversión de la ciudad en Comunidad Autónoma de conformidad con lo establecido en la Disposición Transitoria Quinta de la Constitución".
La consejera de Presidencia del Ejecutivo local, Yolanda Bel, ha argumentado que "Ceuta tiene hoy otras prioridades" y que esta reivindicación no forma parte actualmente de las preocupaciones de la ciudadanía".
El portavoz del PSOE, cuyos tres diputados se han abstenido en la votación de la propuesta, José Antonio Carracao, ha apuntado que los socialistas "no temen ninguna pregunta", pero ha señalado que antes de promover un referéndum hay que dar "información" a los ceutíes sobre la capacidad de la ciudad para asumir más competencias, "un asunto sobre el que la Administración se comprometió a elaborar un estudio que no ha realizado", según ha lamentado.
El proponente, Juan Luis Aróstegui, ha reconocido que el del rango institucional de las ciudades autónomas es un asunto "controvertido" alrededor del cual PP y PSOE "han variado su posición inicial de apoyo tras gobernar y conocer sus dificultades".
"No hay nada mejor que España esté constituida por 19 Comunidades Autónomas porque la distinción expresa para estos dos territorios es un talón de Aquiles para Ceuta y Melilla", ha alertado el político localista, que durante sus intervenciones ha "lamentado" que los dos grandes partidos de implantación nacional "se niegan a escuchar la voz de los ceutíes, que debería tener tanta validez como nuestras opiniones a favor o en contra, todas respetables".
"La conversión en Comunidad Autónoma no es incompatible con atender otras prioridades como la lucha contra el paro, como quieren hacer parecer pese a que PP y PSOE han impulsado en otras regiones reformas de sus Estatutos para seguir avanzando, que es lo que también deberíamos hacer aquí", ha rebatido Aróstegui a populares y socialistas.
Ha advertido, además, de que "el coste o la capacidad para asumir determinadas competencias formaría parte de un segundo debate posterior al de la voluntad política alrededor de nuestro estatus institucional para que todos seamos iguales y no se establezca una distinción con 150.000 ciudadanos".
Para la portavoz del PP "no se es más o menos España por ser Comunidad Autónoma" y "es un error atacar o demonizar nuestro Estatuto". El PSOE ha subrayado que para los socialistas el debate autonómico es "obsoleto" porque el actual mapa territorial del país debe dar paso a "un Estado Federal en el que debemos plantearnos qué encaje tendrían que tener Ceuta y Melilla".
"Todo lo que puede mejorar en esta ciudad es factible con o sin Comunidad Autónoma porque depende de la voluntad real que tengamos de luchar por esas cuestiones", ha apostillado Carracao.
La reivindicación autonomista sustentó las mayores movilizaciones sociales conocidas en la ciudad durante la década de los 80, antes de la aprobación del Estatuto de Ciudad Autónoma de 1995, demandando el desarrollo de la Disposición Transitoria quinta de la Carta Magna, que admite la posibilidad de que Ceuta y Melilla se constituyan en Comunidades Autónomas si así lo deciden sus respectivos Ayuntamientos mediante mayoría absoluta y lo autorizan las Cortes Generales mediante Ley Orgánica.
Para Caballas el momento político actual, "caracterizado por ser un tiempo de regeneración democrática y de devolver la voz al pueblo", constituye "una oportunidad inmejorable para que Ceuta se pronuncie sobre cómo quiere que sea su futuro cuando se está abriendo un escenario favorable a una reforma de la Constitución".