Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Asociación de Víctimas del Metro pide a la Eurocámara que "repruebe" la actuación de Gobierno valenciano

La Asociación de Víctimas del Metro 3 de julio de 2006 (AVM3J) ha pedido este lunes a la comisión de Peticiones de la Eurocámara que "repruebe" la actuación del Gobierno valenciano frente al accidente por no haber asumido responsabilidades y haber actuado de forma "deshonesta" e "indigna" ante las víctimas.
Las víctimas del accidente del metro de Valencia de 2006, en el que fallecieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas, han logrado el apoyo de todos los grupos políticos de la Eurocámara -socialistas, liberales, verdes e izquierda unitaria- salvo el PP, que ha sido el único partido en no enviar a ningún representante a la reunión que han mantenido con la presidenta de la comisión de Peticiones, Erminia Mazzoni. Los servicios jurídicos de la Eurocámara deben examinar ahora si admiten a trámite las quejas de la Asociación.
"Creemos que es muy importante que las directrices y normas europeas que se hayan podido vulnerar en estos aspectos sean analizadas en el ámbito europeo y se pueda reprobar al Gobierno valenciano por la actitud que ha tenido en el accidente", ha dicho la presidenta de la AVM3J, Beatriz Garrote, tras presentar sus denuncias a la presidenta de la comisión de Peticiones.
Garrote ha dicho que el objetivo de la AVM3J es "pedir responsabilidades en clave política". "Creemos que ha habido una responsabilidad por parte del Gobierno valenciano, no sólo en la falta de medidas de seguridad que provocaron el accidente, que costó la vida a 43 personas y 47 heridos, sino que la gestión que se hizo desde el Gobierno y desde la dirección de ferrocarriles ha muy deshonesta y muy indigna con las víctimas", ha explicado.
La Asociación ha denunciado también ante la Eurocámara que el Gobierno valenciano manipuló la información que dio del accidente y ocultó datos "muy importantes", como descarrilamientos previos o informes sobre la obsolescencia de las unidades accidentadas. Además, ha señalado Garrote, "se ha manipulado y censurado la información que los medios de comunicación públicos valencianos daban a los ciudadanos sobre el accidente".
La presidenta de la Asociación ha dicho que ha encontrado una acogida "muy positiva" de los eurodiputados, pero también "muy prudente". "Desgraciadamente, las competencias que tiene la UE muchas veces están muy limitadas", ha admitido.
"Después de esa prudencia, hemos visto que ha impactado mucho los hechos que aquí ha contado y ha documentado la Asociación de Víctimas y esperemos que se tomen el interés que nos han demostrado y que nos puedan dar una respuesta", ha señalado Garrote.
Por su parte, el secretario general del PSPV, Ximo Puig, que ha acompañado a la Asociación durante su visita, ha asegurado que, al escuchar a las víctimas, "ha hecho más la presidenta de la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo que dos presidentes de los Gobiernos autonómicos valencianos y el presidente del Parlamento valenciano".
"Es exigible por humanidad y por justicia que haya reparación a las víctimas y nosotros confiamos en que el Parlamento Europeo dé lo que el Gobierno valenciano, las autoridades del territorio, no han sido capaces de dar a las víctimas", ha dicho Puig.
A la reunión con la presidenta de la comisión de Peticiones, durante la que la Asociación de Víctimas le ha hecho entrega de las denuncias y ha proyectado un documental, han acudido como muestra de apoyo los eurodiputados socialistas valencianos Josefa Andrés, Vicent Garcés y Andrés Perelló; el de Izquierda Unida, Willy Meyer; la del PNV, Izaskun Bilbao (en representación del grupo liberal) y el de Aralar (por los Verdes), Iñaki Irazabalbeitia.