Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociaciones de militares barajan plantar a Defensa en el Consejo de Personal en protesta por los cambios normativos

Las asociaciones profesionales de militares están planteándose abandonar el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (COPERFAS) después de que en la última reunión de este organismo, celebrada la semana pasada, no se cumpliese ninguna de sus demandas en lo que respecta a los últimos cambios normativos que ha impulsado el Ministerio de Defensa: la Ley de la Carrera Militar y la Ley de Régimen Disciplinario.
Según la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), la última reunión del Consejo de Personal fue "la gota que colmó el vaso" y ya están "al límite de su paciencia" porque el Gobierno "continúa enrocado en sus posturas" sobre las citadas leyes.
La inminente aprobación de estas normas en los términos en los que han sido planteadas ha hecho que las asociaciones estén preparando una "movilización masiva", si bien la ATME ha asegurado que hay posturas dentro de los colectivos que exigen una respuesta más "contundente y radical".
ORGANISMO "INNECESARIO"
Así, proponen abandonar oficialmente el Consejo de Personal, una entidad que, a su juicio, "se está mostrando completamente innecesaria al rechazar sistemáticamente todas las propuestas" que plantean las asociaciones.
Los colectivos profesionales de militares que forman parte del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas son la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), la Asociación Profesional de Suboficiales (ASFASPRO), la Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM) y la ya citada ATME.
De momento, la opción de abandonar el organismo no es la "línea de trabajo principal" de las organizaciones, que aún lo consideran "útil", según la ATME, pero sí reconocen que en caso de continuar por esta línea se verían obligados a tomar "medidas más drásticas" que la movilización.