Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia de Barcelona condena hasta 20 años de cárcel a una red por obligar a mujeres nigerianas a prostituirse

La Audiencia de Barcelona ha condenado a penas de hasta 20 años y medio a los miembros de un entramado que al menos desde 2007 a 2012 se dedicó a captar mujeres de Nigeria y trasladarlas a la capital catalana para ejercer la prostitución en la calle.
En la sentencia, recogida por Europa Press, la Sección Segunda de la Audiencia concluye que había dos niveles jerárquicos en la organización: la cúpula compuesta por Ikkenna V., Michael B., Henry N., Sreda O., y un segundo grupo formado por Osas O., Moureen J., Pat I., que convivían con las víctimas controlando su actividad y recaudando el dinero.
Contactaban en Nigeria con mujeres jóvenes, vulnerables y con problemas económicos, y les ofrecían viajar a España para trabajar o estudiar a cambio de pagar una suma de entre 30.000 y 50.000 euros, que deberían devolver con estas actividades.
Una vez captadas, viajaban a España la mayoría de veces por vía terrestre y marítima cruzando el norte de África vía Marruecos y Libia, para luego cruzar el Estrecho de Gibraltar en cayucos o pateras.
Cuando llegaban a España las conducían a Barcelona o ciudades próximas y era entonces cuando les desvelaban la realidad: la inexistencia de esos trabajos y la obligación de ejercer la prostitución, normalmente en Las Ramblas, el Raval e inmediaciones del Camp Nou, para que pagaran la deuda contraída.
Las mujeres, en situación de necesidad sin familia ni posibilidades de acceder al mundo laboral, se veían obligadas a prostituirse, porque además recibían malos tratos y amenazas sobre sus familia.