Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia de La Coruña acepta retomar la búsqueda del primer oficial del buque

Amplía de 15 días a dos meses el período en el que el capitán deberá presentarse ante las autoridades policiales
La Audiencia Provincial de La Coruña ha aceptado retomar la búsqueda de Ireneo Maloto, primer oficial del 'Prestige', -el petrolero hundido ante las costas gallegas en noviembre de 2002-, en un auto al que ha tenido acceso Europa Press y en el que acepta la petición planteada por la asociación ecologista 'Arco Iris'.
En él, matiza y corrige, a petición de algunas de las partes personadas, cuestiones que estas consideraban que quedaron confusas o sin aclarar en un fallo que condenó al capitán del buque, Apostolos Mangouras, a 9 meses de prisión por un delito de desobediencia.
Por el contrario, le absolvió, al igual que a los otros dos acusados -el jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos, y el exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López Sors, de un delito contra el medioambiente.
Ahora, en un escrito de cinco páginas, atiende, en otras cuestiones, a la petición de Arco Iris. Así, acuerda remitir testimonio al Juzgado de Corcubión, que en su día tramitó la causa, para que decida, en relación a la localización del primer oficial -en busca y captura y el único de los cuatro acusados sin juzgar- "las medidas a ejecutar", ha señalado a Europa Press el letrado de Arco Iris, Manuel Meiriño, sobre el contenido del auto.
No obstante, en él, recuerda que el tribunal ya remitió, en su momento, "datos similares a tal efecto", señala en alusión a la orden que se trasladó en su día a Interpol para la búsqueda del marinero filipino Ireneo Maloto.
COMPARECENCIA DE MANGOURAS
Al margen de esta cuestión, en él se sustituye la obligación de Mangouras de presentarse ante las autoridades policiales cada 15 días por el plazo de dos meses.
Esta medida la adopta en base a su asistencia "constante y disciplinadamente" al juicio que se celebró por la catástrofe. Sin embargo, rechaza cancelar la fianza de 3 millones de euros depositada en su día para obtener la libertad provisional.
También subsana aspectos como la omisión consistente en no haber incluido la petición de condena como responsables civiles a la aseguradora The London Steamship Owers Mutual y la propietaria del buque Mare Shipping.