Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional absuelve al etarra Aitzol Etxaburu de la colocación de un artefacto en el PSOE de Elgoibar

El tribunal, que le juzgó ayer por estos hechos, considera que no existen pruebas que le vinculen con el atentado
La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha absuelto al miembro de ETA Aitzol Etxaburu Artetxe al que la Fiscalía acusaba de la colocación de un artefacto ante la sede del PSOE de Elgoibar (Guipúzcoa) en abril de 2008. El etarra fue trasladado el pasado 3 de septiembre desde París en una entrega temporal acordada para la celebración del juicio por estos hechos y será trasladado de nuevo a Francia, donde cumple condena.
Los magistrados Manuela Fernández Prado, Ramón Sáez Valcárcel y Fermín Echarri han considerado que no existen pruebas que corroboren la declaración incriminatoria que prestó ante la Policía otro miembro de ETA ya condenado por estos hechos, Ibon Iparragirre. La Fiscalía solicitaba la imposición de una pena de tres años de prisión por la comisión de un delito de daños terroristas.
Durante el juicio, celebrado ayer en la sede de la Audiencia Nacional en la localidad madrileña de San Fernando de Henares, Iparragirre negó que Etxaburu, al que conocía desde el colegio, "le hubiera acompañado en la colocación de la bomba" y aseguró que le implicó "presionado por las torturas y malos tratos que le habían inflingido".
"Los elementos externos a la declaración que han de confirmarla deben referirse de modo particular a la participación del acusado en los hechos que se le atribuyen. Y no se ha aportado dato alguno", indica la resolución.
FALTA DE INDICIOS
Los tres jueces aseguran que los indicios que sirvieron para condenar a Iparragirre no son válidos en el caso de Etxaburu "pues nada dicen sobre su intervención en el atentado" y, ni siquiera, permiten asegurar que el acusado compartiera vivienda con su presunto compañero de comando, como defendía el Ministerio Público.
La bomba, colocada de madrugada cerca de la Casa del Pueblo de Elgoibar, frente a la sede del partido socialista, no causó víctimas mortales o heridos, pero sí cuantiosos daños materiales, valorados en 86.389,92 euros. Antes de producirse la explosión, un comunicante en nombre de ETA alertó, mediante una llamada telefónica a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA) de Vizcaya, de la colocación del artefacto y de su explosión una hora más tarde.
Etxaburu Artetxe, nació en la localidad vizcaína de Ondarroa en 1979. Fue detenido en agosto de 2009 en un apartamento de la estación de esquí de Villarembert --en los Alpes franceses--, junto a Alberto Machaín Beraza y Andoni Sarasola Yarzábal, en una operación conjunta de las policías española y francesa.
RESPONSABLE DEL SUMINISTRO DE ARMAS
El entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó tras su arresto en Francia que Etxaburu habría sustituido a Itziar Plaza como máximo responsable del suministro de armas y explosivos a los comandos cuando ésta fue detenida, también en Francia.
Etxaburu ya fue condenado en Francia por su vinculación con el secuestro en agosto de 2007 de una familia de Orio (Guipúzcoa) a la que robaron el vehículo en Francia con el objeto de llevarla hasta Oropesa del Mar (Castellón) para perpetrar un atentado que finalmente no lograron llevar a cabo, según los datos recogidos por Europa Press.