Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Audiencia Nacional estudiará próximo viernes si reduce condenas a terroristas sin delitos de sangre

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional estudiará el próximo viernes si procede reducir las condenas ya dictadas por integración o colaboración con organización terrorista en aquellos casos en los que se hayan producido acciones violentas o delitos de sangre.
Según han confirmado fuentes jurídicas, la veintena de magistrados que integran el Pleno debatirán ese día la aplicación del nuevo Código Penal que prevé, en su artículo 579 bis 4, la atenuación en uno o dos grados de la pena cuando el hecho cometido sea "de menor gravedad, atendidos el medio empleado o el resultado producido".
Se ha designado como ponentes a dos jueces de distinto signo y que, previsiblemente, defenderán posturas contrarias en este caso. Se trata de la presidenta de Sección Primera Concepción Espejel y el progresista Ramón Saéz Valcarcel.
El Pleno examinará la jurisprudencia del Tribunal Supremo que, en distintas resoluciones, ha aplicado la norma a favor del reo. Como ejemplo, el pasado mes de noviembre el alto tribunal absolvió a cinco miembros de la "rama juvenil de ETA", Segi, al considerar que no estaba demostrada su militancia activa en la organización.
Dos tribunales de la Audiencia Nacional han aplicado ya de forma directa este artículo. Lo hicieron en el caso de los 35 miembros de la reconstruida Batasuna, el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) y Acción Nacionalista Vasca (ANV) el pasado 13 de enero después de que admitieran el "daño causado" a las víctimas y pidieran perdón.
Hace unas semanas, cinco miembros de Ekin emularon a los integrantes del partido ilegalizado y aceptaron dos años de cárcel tras renunciar al uso de la violencia.
El debate ahora es si conviene aplicar este criterio de forma retroactiva lo que supondría reducir condenas ya dictadas. La fórmula escogida ha sido la del pleno no jurisdiccional, que implica establecer la directriz general que será de aplicación en todos los casos.
Los principales beneficiados serían los condenados de aquellas organizaciones del entorno de ETA, como las ya mencionadas, o de partidos vinculados a la banda terrorista como Askatasuna o D3M.