Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional ve "excesivo" que los titiriteros acudan a diario a los Juzgados

Ordena que comparezcan de forma quincenal y mensual porque no existe riesgo de fuga
La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rebajado las comparecencias impuestas a los titiriteros Alfonso Lázaro y Raul García al considerar que obligarles a presentarse diariamente en los juzgados más cercanos a su domicilio es "excesivo".
En un auto hecho público este jueves, los magistrados Alfonso Guevara, Ángeles Barreiro y Clara Eugenia Bayarri, ordenan, en concreto que Lázaro, que sufre una "enfermedad altamente invalidante", acuda a las dependencias judiciales una vez al mes mientras que el otro miembro de la compañía, 'Títeres desde abajo' deberá hacerlo cada 15 días.
Mantienen, no obstante, la decisión del juez instructor Ismael Moreno, que les investiga a ambos por la comisión de delitos de enaltecimiento del terrorismo y contra los derechos fundamentales, de retirarles sus pasaportes.
El auto recuerda que obligar a los titiriteros, que representaron la polémica obra 'La bruja y Don Cristóbal' en el barrio madrileño de Tetuán con motivo de los carnavales, supone "restringir su libertad". Agregan que las circunstancias personales de los dos artistas llevan a descartar el riesgo de fuga.
Lázaro y García se encuentran en libertad después de permanecer cinco días encarcelados tras la representación de la obra. Deben comparecer a diario en los Juzgados más cercanos a su domicilio y no pueden abandonar el territorio español.
'POKEMON'
Los titiriteros pidieron el sobreseimiento, alegando que se encuentran amparados por el derecho a la creación artística y que dibujos animados dirigidos a menores, como 'Pokemon', 'Gormiti' o 'Tom y Jerry', contienen escenas más "violentas, realistas, frecuentes y explícitas".
Los abogados de los titiriteros aseguraron en su escrito que causa "estupor y hasta sonrojo" que se encause a unos "artistas" porque en su obra de ficción "una marioneta que representaba a una bruja pegaba cachiporrazos a un agresor sexual o apuñalaba a una monja que le robaba el hijo fruto de esa violación" cuando el Tribunal Supremo absolvió a cuatro neonazis que difundieron "deleznables" afirmaciones "antisemitas, racistas, negacionistas" y guardaban en la librería Kalki multitud de obras filonazis, entre ellas 'Mi lucha' de Adolf Hitler.
"Pretender que se encause a nuestros representados porque en su obra de ficción 'se banaliza con el uso de la violencia presentándola como algo habitual o normal por parte de algunos sectores de la sociedad' supone, con todos los respetos, desconocer la sociedad en la que se vive, en la que existen dibujos animados como 'Pokemon' o 'Gormiti', estos sí dirigidos específicamente a menores, en los que existen muchas más escenas de violencia, más realistas, más frecuentes, y más explícitas que las cuatro escenas" que representaron en su obra ''La bruja y Don Cristóbal' en los carnavales de Tetuán.
A su juicio, nadie se ha escandalizó por el "nivel de violencia" de dibujos infantiles como 'Tom y Jerry' o 'El correcaminos', ni por escenas de la serie 'Cuéntame' o de las películas 'Lobo' o 'Días Contados' en la que sus personajes gritaban 'Gora ETA'. En su opinión, tales supuestos son ficticios y no cabe imputar un delito de enaltecimiento del terrorismo visto el contexto en el que se producen.