Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional rebaja a 300.000 euros la fianza del exresponsable de Acuamed para salir de prisión

Destaca que se han hallado 120.000 euros en un libro de su casa y hay indicios de que maneja dinero fuera del circuito legal
La Audiencia Nacional ha rebajado a 300.000 euros la fianza impuesta al ex director general de la empresa pública Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), Arcadio Mateo, para salir de la cárcel y ha rechazado eliminar por completo la caución al haber indicios de que maneja dinero "al margen del circuito legal" y haberse encontrado 120.000 euros escondidos en un libro de su domicilio.
La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal ha dictado un auto en el que estima el recurso que la defensa de este antiguo alto cargo de la empresa, dependiente del Ministerio de Agricultura, presentó contra la caución, que ascendía a 600.000 euros.
Arcadio Mateo, en prisión desde enero, pidió eliminar la fianza o reducirla a los 50.000 euros para recuperar la libertad, al tiempo que puso de relieve su arraigo en España, donde es un "profesional de prestigio" y se encuentran su familia y sus bienes, careciendo de intereses económicos en el extranjero.
120.000 EUROS ESCONDIDOS EN UN LUGAR "INSÓLITO"
Los magistrados Teresa Palacios, Carmen Paloma González Pastor y Juan Francisco Martel responden que los "sólidos vínculos personales, sociales y laborales" no eliminan el riesgo de fuga dado el "panorama penal" al que se enfrenta por los delitos de gravedad que se están investigando en la causa sobre las adjudicaciones públicas concedidas por Acuamed.
A su juicio, la cantidad de 50.000 euros resulta "de todo punto ínfima" y existen además unos "hitos" aludidos por la Fiscalía "dignos de reproducir". "Existen unos negocios operativos alrededor del investigado, en su círculo más íntimo, además de haber respondido como fiador en un arrendamiento financiero de tres vehículos de alta gama", argumentan.
Dicho esto, los jueces ponen de relieve los indicios de que Mateo "maneja dinero al margen del circuito legal", como denota el hallazgo de 120.000 euros encontrados en un "lugar insólito", un libro de su domicilio. En todo caso, consideran suficiente la cuantía de 300.000 euros para eludir la prisión al no constar que disponga de otros bienes distintos a los localizados en la instrucción.
OPERACIÓN FRONTINO
El instructor imputó el pasado enero a los trece detenidos en la 'operación Frontino' la comisión de presuntos de delitos de pertenencia a organización criminal, prevaricación, fraude, malversación de caudales públicos, maquinación para alterar el precio de los concursos públicos, falsedad, tráfico de influencias y cohecho, en relación con adjudicaciones tramitadas por este organismo.
Entre los investigados, también se encuentran la ingeniera Gabriela Mañueco; el responsable de contratación de Acuamed, Francisco Javier Gómez Pastor; el responsable de proyectos en Valencia de esta empresa, Pablo Martín; y el presidente de Altyum, Nicolás Steegman.
La operación 'Frontino' se dirigió también contra tres cargos de FCC, el presidente de la división de Construcción, Miguel Jurado (en libertad tras pagar una fianza de 50.000 euros), el directivo Santiago Farré (20.000) y el ingeniero Miguel Roset (20.000).
Además, quedaron en libertad el director de Infraestructuras en España de Acciona Infraestructuras, Justo Vicente (50.000); el director de proyectos de Altyum, José Ramón González (12.000); el presidente de Pipeline, Manuel Moreno (12.000); el delegado en Alicante de Altyum, Javier Delgado López (20.000) y el ingeniero David José Blanca (20.000).
CONTRATOS INVESTIGADOS
El juez investiga la adjudicación fraudulenta por parte de la empresa estatal Acuamed de obras a una decena de empresas, entre ellas FCC y Acciona, y la falsificación de certificaciones y liquidaciones dirigida a aumentar significativamente las cantidades que recibieron las adjudicatarias de contratos del organismo.
En concreto, la investigación se centra en seis contratos sospechosos que afectan al acondicionamiento del río Serpis, las obras de laminación y mejora del drenaje de la cuenca de la Rambla Gallinera y el refuerzo de la red de abastecimiento de agua potable para los municipios de El Campello y Mutxamel.
También están afectadas otras tres licitaciones relacionadas con las obras del frente marítimo de Torrevieja relacionadas con la desalinización, otro proyecto de la desaladora del bajo Almanzora y la limpieza y descontaminación del embalse de Flix.