Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional ordena la busca y captura de uno de los 22 miembros electos de Batasuna

Miren Campos Alonso y Xavier Alegría, en la Audiencia Nacional, donde se les juzga junto a otros 20 miembros de la ilegalizada Udalbiltza-Kursaal, la asamblea de electos de Batasuna, para quienes el fiscal pide penas de entre diez y quince años de prisión por los delitos de pertenencia a ETA y malversación de fondos públicos. EFEtelecinco.es
La Audiencia Nacional ha decretado hoy una orden de busca y captura contra Charles Etxecaharreta, uno de los 22 miembros de la asamblea de electos de Batasuna, Udalbiltza-Kursaal que hoy comienzan a ser juzgados por integración en ETA y malversación de fondos, que no ha comparecido ante el tribunal.
Así lo ha anunciado el presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, después de que la secretaria judicial haya informado a la sala que el encausado no ha acudido a la vista en la que el fiscal Juan Moral pedirá para él 10 años de cárcel.
Según ha explicado la abogada de Etxecaharreta, Jone Goirizelaia, su representado ha hecho pública su decisión de no comparecer días antes de la celebración del juicio y "ha explicado sus razones".
Además de decretar la busca y captura de este acusado, responsable de Udalbiltza-Kursaal en Iparralde (país vasco-francés), el tribunal ha librado una euroorden a Francia para que sea puesto a disposición de la Audiencia Nacional y pueda ser juzgado por esta causa.
El Ministerio Público considera en su escrito de conclusiones provisionales que la citada organización era "una plataforma bajo el control directo y exclusivo de ETA a través de EKIN (su aparato político)" y de la ilegalizada Batasuna.
El fiscal pide diez años de prisión por pertenencia a ETA para los 22 procesados, y otros cinco años de cárcel para cuatro de ellos -Joseba Mikel Garmendia, Loren Arkotxa, Xabier Alegría y Xabier Iragorri- por el delito de malversación de fondos públicos.
Además de las penas de prisión, la Fiscalía solicita que se decrete la clausura definitiva de las entidades Udalbiltza-Kursaal, Udalbiltza Partzuergoa y Euskal Garapen Eta Cohesio Fondoa, "sus locales y establecimientos, la disolución de las mismas, y la prohibición de realizar actividades, operaciones mercantiles o negocios de la clase que fueren".