Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Provincial de Cádiz desestima una petición de exhumación por un supuesto caso de bebé robado

La Audiencia Provincial de Cádiz ha desestimado la petición de Juana Lozada, una madre que dio a luz en julio de 1982 en el hospital gaditano de Puerta del Mar y a la que comunicaron poco después que su hijo había fallecido, para llevar a cabo la exhumación del cuerpo ante la sospecha de que podía tratarse de un caso de bebé robado.
En un auto consultado por Europa Press, la Audiencia da por buena la denegación de esta petición de prueba anteriormente acordada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz, que la Sección Tercera estima "proporcionada y ajustada a derecho", al estar "ante un supuesto en el que tan solo existe una simple sospecha de la madre".
La exhumación, prosigue la Audiencia, "no resulta en el momento actual viable, en primer lugar por la ruptura de la cadena de custodia --al no ser posible individualizar los restos de un feto de los otros, en una sepultura en la que hay al menos 32 enterramientos--".
En este caso, además, "la labor de individualización por la extracción del material genético sobre el que efectuar una extracción de ADN sería ardua y costosa, al tener que efectuar una comparación con cada uno de los restos que se encontraran, y todo ello con la complicación añadida de que al no existir dientes ni huesos largos la extracción de ADN podría resultar imposible".
La Plataforma SOS Bebés Robados Cádiz, por su parte, recuerda en una nota que el caso fue reabierto en su momento, en primer lugar por discrepancias con las fechas de prescripción y en segundo lugar por ser otro ginecólogo que el que se daba por fallecido el que estaba implicado.
"32 AÑOS DESPUÉS, CON LAS MANOS VACÍAS"
"En las declaraciones de ambos no llegaban a un acuerdo sobre si el niño estaba muerto o no antes del parto ni si la causa de muerte era posible, a lo que el juez ordenó hacer la exhumación: curiosamente, a los pocos días les avisaron de que no se podía hacer la exhumación y pidieron que un forense dijera si era viable o no", incide el colectivo.
El informe del forense determinó que los restos no estaban individualizados y que sería una labor ardua, tanto económicamente como materialmente, documento en el que se apoya la Audiencia para desestimar el recurso que se presentó.
Sin embargo, "Juani, después de tantas idas y venidas y con la fecha de exhumación concedida, se queda igual que hace 32 años, con las manos vacías", ha remarcado SOS Bebés Robados Cádiz, que añade que "los restos sí están individualizados" y que en la sepultura donde está el niño "los restos no están mezclados, sólo están desordenados, como en el resto de sepulturas del cementerio San José, y los huesos de los bebés están íntegros, como se pudo comprobar en las exhumaciones practicadas en 2012 en el mismo cementerio".
"No hay voluntad en Cádiz para aclarar los casos de los bebés robados, pues los restos sacados de esas exhumaciones no se han mandado a analizar; tras Juani, se seguirán archivando uno tras otro", concluyen.