Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Avanzan los preparativos de Pyongyang para lanzar su polémico cohete

Corea del Norte avanzó hoy en sus preparativos para lanzar un cohete que podría ocultar una prueba de un misil, pese a las advertencias de que le acarreará sanciones internacionales y más aislamiento.
Fuentes surcoreanas, estadounidenses y japonesas, citadas por medios sin identificar, afirmaron hoy que el cohete está ya colocado en su lanzadera en la base de Musudanri, al norte del país comunista, y que llevará cuatro días llenarlo de combustible.
El régimen estalinista ha anunciado que lanzará un satélite de comunicaciones entre el 4 y el 8 de abril, pero expertos de Corea del Sur creen que será un misil "Taepodong-2", con un alcance de hasta 6.000 kilómetros y que podría llegar por tanto al oeste de Alaska (EEUU).
Según fuentes surcoreanas citadas hoy por la agencia local Yonhap, Corea del Norte ha colocado este martes 24 en la rampa de lanzamiento lo que parece un misil de largo alcance.
Seúl, Tokio y Washington han alertado que, aunque se trate de un satélite, Pyongyang probaría su capacidad de disparar un misil de largo alcance pues la tecnología es similar.
Esos tres países han calificado el lanzamiento de "provocación" y han avisado que le acarrearía sanciones de la ONU por violar la resolución 1718 que le impide llevar a cabo pruebas con misiles.
El Ministerio de Defensa surcoreano avisó hoy que el lanzamiento norcoreano sería un "grave desafío y provocación contra la seguridad de la península coreana y la estabilidad del Noreste de Asia".
Las mismas palabras de "provocación" fueron utilizadas en México por la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, quien, al igual que los jefes de las diplomacias de Corea del Sur y Japón, avisó que conllevará más sanciones para un régimen ya muy aislado.
Japón ha amenazado con más sanciones, al margen de las que podría imponer el Consejo de Seguridad, y se espera que apruebe este viernes una ley que le permitirá destruir los restos del cohete norcoreano en caso de que caigan sobre su territorio.
La trayectoria del cohete, según ha desvelado la propia Corea del Norte a los organismos internacionales encargados de la seguridad marítima y aérea, cruzará el Mar de Japón (Mar del Este) y parte del Pacífico, en caso de que sea exitosa.
En 2006 Pyongyang hizo una prueba fallida con un "Taepodong-2" que estalló a pocos minutos de despegar y en 1998 ocultó una prueba de misil bajo un anunciado test de un satélite de comunicaciones, según expertos estadounidenses.
Los vecinos asiáticos de Corea del Norte le siguieron reclamando hoy que paralice su previsto lanzamiento, al tiempo que toman otras medidas.
Corea del Sur se prepara para enviar un buque de guerra equipado con el sistema antimisiles Aegis al Mar del Este (Mar de Japón) para vigilar las actividades del cohete norcoreano.
Dos destructores estadounidenses equipados también por el sistema Aegis permanecieron en la zona tras unas recientes maniobras militares conjuntas con Corea del Sur y cerca se encuentra otro barco japonés de similares características.
El portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano, Won Tae-jae, hizo hoy un llamamiento al régimen comunista para que detenga este lanzamiento y le avisó de que violaría la resolución 1718 del Consejo de Seguridad contra cualquier prueba de misiles balísticos por parte de Corea del Norte.
El portavoz del Ministerio de Exteriores surcoreano, Moon Tae-young, por su parte, sugirió que Seúl podría llevar el caso al Consejo de Seguridad de la ONU si Corea del Norte llega a disparar su cohete, sea un satélite o un misil.
En Tokio, Yasuhisa Kawamura, del Ministerio nipón de Exteriores, dijo en rueda de prensa que Japón "sigue la situación muy de cerca" y pidió a Corea del Norte "contención en sus provocaciones" y que no lance el cohete, para evitar males mayores.