Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Barelona pagó 10.000 euros para la conexión eléctrica de una fiesta okupa, según PP

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha asegurado que el consistorio pagó 10.492 euros en agosto para incrementar las conexiones eléctricas en la calle Abdó Terrades para favorecer una fiesta alternativa en la que participó el colectivo Tres Lliris, que 'okupaba' un local en Travessera de Gràcia.
Fernández lo ha dicho tras la revisión de cuentas general 2015, y ha detallado que se redactó un primer contrato para el 13 y el 17 de agosto por un valor de 5.246,27 euros en concepto de "pago de conexiones eléctricas", y un segundo del 18 al 22 de agosto, con un coste idéntico, ha manifestado este lunes en rueda de prensa.
Fernández ha declarado que esta cantidades permitieron a los 'okupas' "realizar fiestas alternativas en ocasión de la Fiesta Mayor del barrio", tras lo que ha criticado la actitud del Gobierno municipal con los 'okupantes' de edificios en la ciudad, en sus palabras.
"Colau no solo paga la luz en los edificios 'okupados', sino también alquiler, y en Gràcia, en ocasión de la Fiesta Mayor, pagó casi 10.500 para que los 'okupas' disfrutaran a la fiesta", ha aseverado Fernández, tras lo que ha criticado la postura de la primera edil, ya que considera que permite este tipo de fiestas con el pretexto de que son alternativas.
Ha explicado que, "más allá de la crítica", pedirán informes de intervención y jurídicos al consistorio para conocer la justificación de los pagos, y ha lamentado que Gobierno municipal haya destinado estas cantidades a fiestas cuando Barcelona tiene otras necesidades.
HUELGA DE METRO
Fernández ha asegurado que "el silencio y pasividad de Colau en la huelga de Metro es clamoroso", tras lo que ha sostenido que los usuarios diarios de transporte público no se pueden convertir en rehenes del conflicto, en sus palabras.
"Colau pasa de hacerse una fotografía viajando en el Metro al inicio de legislatura a desaparecer. Calla en un conflicto que los usuarios no entienden. Colau no da la cara, no da explicaciones y actúa como candidata 'podemita' más que como alcaldesa de Barcelona", ha aseverado Fernández.