Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Bilbao pide la paralización inmediata de la reforma con el voto en contra del PP

PNV, Bildu y PSE se suman al comunicado del Consejo de Mujeres de Bilbao en la que pide la despenalización del aborto
El Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado con los votos a favor de PNV, Bildu y PSE una proposición en la que se exige la paralización inmediata del Anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de la Vida del Concebido. El PP ha votado en contra al considerar que la competencia en esta materia está en el Congreso de los Diputados.
En concreto, en el pleno ordinario celebrado este jueves, PNV, Bildu y PSE han aprobado una enmienda consensuada entre abertzales y socialistas en la que se pide que el Consistorio asuma el comunicado emitido por el Consejo de las Mujeres de la villa, en la que también se exige la despenalización del aborto tanto para las mujeres como para los facultativos que lo practican.
Durante su intervención, la concejal del Área de Igualdad, Cooperación y Ciudadanía de Bilbao, Ohiane Aguirregoitia, ha mostrado el "más absoluto rechazo" del PNV a esta modificación de la ley. "No compartimos el planteamiento, ni las formas, ni el contenido", ha indicado.
En su opinión, con la reforma, el PP está "rompiendo" un "amplio consenso" en un asunto que requiere "sensibilidad" y que "es difícil de legislar", y, además, está "generando alarma social y preocupación en mujeres, hombres, y profesionales de todos los colores políticos".
"Han entrado como un elefante en una cacharrería en un tema que requiere una sensibilidad extrema", ha señalado, antes de pedir al PP que sea "sensato" y que escuche "a la ciudadanía, a los profesionales, y a Europa".
Por su parte, la portavoz del PP en Bilbao, Cristina Ruiz, ha mostrado su disconformidad con el hecho de que la proposición haya llegado al pleno municipal, al considerar que la competencia en esta materia está en el Congreso de los Diputados.
Igualmente, Ruiz ha mantenido que este tema requiere de "un rigor ético y jurídico", por lo que ha estimado que "despacharlo" en los diez minutos que le ofrece el reglamento del pleno sería "superficial".
La portavoz del PP también ha recordado que el Anteproyecto "ni siquiera" se está debatiendo aún en el Congreso de los Diputados, por lo que ha considerado "un banderín ideológico" del PSE que la reforma del aborto haya sido abordada en el pleno. "Lo quieren utilizar como caja de resonancia para lograr votos", ha señalado.
En cualquier caso, ha reconocido que el PP "es el primero que reconoce que lo ideal es llegar al mayor consenso posible". "Es más, no voy a esconder que ha habido alguna controversia en el seno del partido en este asunto", ha asegurado.
"ATAQUE BRUTAL" A LA MUJER
Por su parte, la edil de Bildu Ana Etxarte ha criticado que la reforma de la ley del aborto supone un "ataque brutal" que "humilla" a las mujeres porque "les obliga a ser madres en contra de su voluntad". "¿Cómo es posible tanta crueldad?", se ha preguntado.
Asimismo, Etxarte ha opinado que las mujeres "seguirán abortando pese a lo que diga el código penal", y ha manifestado que con esta reforma "el capitalismo saldrá ganando" porque "se creará un nuevo negocio" con el aborto.
Tras subrayar que "un ataque tan cruel exige una respuesta contundente", la coalición abertzale ha defendido una legislación que contemple el aborto "libre y gratuito", y que además esté "garantizado" por los servicios públicos.
Por su parte, la concejal del PSE Yolanda Díez ha considerado la reforma de la ley "un retroceso en la lucha por la igualdad de las mujeres", y ha advertido que la reforma emprendida por el ministro Ruiz Gallardón "responde a un debate ideológico".
"El PP está utilizando la crisis para suprimir derechos sanitarios, educativos y sociales, pero ¿qué crisis obliga a las mujeres a ser madres?", se ha preguntado, antes de señalar que "no es bueno legislar contra algo que funciona".
En opinión del PSE, esta reforma "retrotrae" a las mujeres "a las épocas más oscuras de este país", y obedece a "los dictados más rancios" de la Conferencia Episcopal. "Rajoy con el Papa, Rouco Varela exigiendo lo que no le toca, Gallardón concediendo lo que no debe, y, una vez más las mujeres perdiendo", ha concluido Díez.