Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento impone una multa de 10.000 euros a la Plaza de toros de Palma de Mallorca por la entrada de menores

El Área de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma ha informado de las sanciones que ha interpuesto en las actividades taurinas que se celebran en la plaza de toros de la ciudad y de los expedientes abiertos por la presencia de menores y por las deficiencias detectadas en la instalación.
Respecto a la presencia de menores presenciando las actividades taurinas, la responsable de este departamento, Neus Truyol, ha recordado que está "totalmente prohibido". En el año 2014 se abrió un expediente para denunciar este hecho. Ahora la resolución es firme y la empresa Funciones Taurinas ya ha abonado la sanción de 1.100 euros. El verano de 2015 se abrió un nuevo expediente por este mismo motivo. Esta vez se propone la sanción máxima, 10.000 euros, por apreciar circunstancias de reiteración y reincidencia.
"La entrada de menores en la plaza de toros está totalmente prohibida y desde el Ayuntamiento estaremos especialmente vigilantes para que se cumpla esta norma que afecta a la protección de los niños", ha dicho Truyol, que después ha añadido que "no se puede exponer a los menores al triste espectáculo del maltrato animal"
Por otra parte, en agosto de 2015 se realizó por primera vez una inspección de los técnicos municipales a las instalaciones. Después de esta visita se abrió expediente por omisión medidas sobre condiciones de higiene de los locales donde se llevan a cabo las actividades.
Esta es una infracción considerada grave, sancionable por la ley de actividades 7/2013 de 26 de noviembre de régimen jurídico de instalación acceso y ejercicio de actividades en Baleares. El expediente sancionador ha propuesto una multa de 3.000 euros.
Por otra parte, se han interpuesto dos sanciones de 300,51 euros por incumplimiento de la normativa de publicidad dinámica.