Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento socialista de Lleida aprueba ceder el padrón a la Generalitat

El Ayuntamiento de Lleida, gobernado por el alcalde Àngel Ros (PSC), ha aprobado este viernes una moción que insta al consistorio a ceder el padrón municipal a la Generalitat para la consulta soberanista del 9 de noviembre.
La socialista Marta Camps ha matizado que esta moción es de momento "virtual" en la medida de que la consulta no está convocada.
En este sentido, ha precisado que el voto positivo está marcado por el cambio del redactado del último párrafo de la moción, en el sentido de lo que ya hizo el Ayuntamiento de Granollers, también socialista.
El nuevo párrafo elimina la concreción de la fecha de la consulta --que sin embargo figura en el título de la moción-- y matiza que el Ayuntamiento pondrá a disposición de la Generalitat el padrón si así lo solicita "en los términos que indica la ley".
Por su parte, el concejal de CiU Antoni Postius, que ha defendido la moción, ha agradecido el voto a favor de los concejales del PSC y ha lamentado los votos en contra del PP.
Postius ha asegurado que los dos grandes partidos del Congreso, PP y PSOE "ponen la ley por encima del 'derecho a decidir' del pueblo de Cataluña".
Ha asegurado que los dos partidos niegan a los siete millones de catalanas y catalanes la posibilidad de votar porque "tienen miedo del arma de la democracia".
"Y por último, que sepan que por muchos 'no' que recibamos, señoras y señores del PP de Lleida, nosotros les seguiremos extendiendo la mano para que ustedes también voten por el futuro de Cataluña", ha afirmado dirigiéndose a los concejales populares.
La popular Maria José Horcajada ha insistido en que la Generalitat no tiene competencias para convocar la consulta razón por la que no sería necesario un pronunciamiento del pleno.
"Ustedes quieren un pronunciamiento porque quieren que el Ayuntamiento de Lleida se sume a la cesión de datos para una consulta que es ilegal", ha afirmado Horcajada.