Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aznar reclama un proyecto político "sin complejos"

Aznar ha intervenido en la apertura de una jornada de la fundación FAES, que él mismo preside, dedicada al décimo aniversario del euro. "Pienso que ambos principios de actuación expresan convicciones ganadoras, definen una opción clara a la que el electorado puede dar su confianza, alejan el sectarismo y preservan la política frente al tacticismo que, por cierto, nada tiene que ver con la necesaria administración inteligente de un proyecto político", ha afirmado.
El ex presidente, que no ha querido hacer declaraciones a los periodistas, ha hecho un discurso plagado de apelaciones a la confianza y a la defensa de los principios y a la necesidad de contar con los mejores equipos para afrontar los proyectos. "Siempre hay que procurar jugar con los mejores y además tener la voluntad y la decisión de llamarles y de agruparlos en torno a un gran proyecto", ha sentenciado.
Acusaciones al actual Ejecutivo
El ex presidente del Gobierno también ha acusado al Ejecutivo de "dilapidar" la herencia recibida en el año 2004 y de haber acabado con los éxitos logrados en las legislaturas anteriores.
Entonces se desarrolló un modelo que se basaba en las reformas, la liberalización de la economía y la apuesta por la educación y la inversión productiva. "Hace falta un proyecto nacional, reformista, abierto, comprometido con la libertad y la igualdad de todos los españoles", ha subrayado Aznar.
Asimismo, el ex presidente ha acusado al Gobierno socialista de "resignarse" a ver subir, mes tras mes, la tasa de paro y de no acometer "una política de los hechos", sino "una palabrería que no conduce a ninguna parte". EPF