Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aznar denuncia la falta de apoyo suficiente a los disidentes cubanos por la comunidad internacional

Les anima a seguir el ejemplo de unión de la oposición venezolana
El expresidente del Gobierno José María Aznar ha denunciado este viernes la "falta de apoyo suficiente" a los disidentes cubanos por parte de la comunidad internacional, lo que favorece, a su juicio, que el régimen castrista aumente la represión contra la oposición democrática.
"El incremento en la represión en la isla tiene mucho que ver con el relajamiento de la presión democrática y con la falta de apoyo suficiente a los disidentes por parte de la comunidad internacional", ha advertido Aznar desde Miami, donde copreside el encuentro internacional 'Cumbre Concordia/The Americas' en la universidad Miami Dade College.
"Cuando se reniega de las posiciones comunes, cuando los disidentes dejan de estar en el centro de cualquier interlocución y cuando priman los intereses comerciales respecto a los avances en derechos humanos, los regímenes dictatoriales aprovechan los vacíos dejados por los demócratas para responder de la única manera que saben: con menos libertad y más represalias", ha señalado, según informa la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) que Aznar preside.
"Nuestra responsabilidad democrática y nuestra obligación moral es estar al lado de los disidentes", ha insistido el presidente de honor del PP e impulsor de la Posición Común de la UE sobre Cuba, que ha regido desde 1996 las relaciones con la isla y que será sustituida por un nuevo acuerdo de diálogo político y cooperación que los Veintiocho han cerrado con Cuba.
La Posición Común condicionaba la profundización de las relaciones entre la UE y Cuba a que se produjeran avances en materia de Derechos Humanos y el desarrollo de libertades democráticas en la isla.
Las declaraciones de Aznar tienen lugar en vísperas de la visita oficial que el jefe de la diplomacia española en funciones, José Manuel García-Margallo, efectuará a la isla este fin de semana. El programa del ministro no incluye en principio encuentro alguno con representantes de la oposición cubana, a los que tampoco vio en su anterior desplazamiento a Cuba en noviembre de 2014.
Aznar ha recomendado a la disidencia cubana que siga el ejemplo de "unión" de la oposición venezolana y "remen en la misma dirección para lograr que la democracia triunfe cuanto antes". A su juicio, "el castrismo ha trabajado durante años para dividir a la sociedad. Y lo ha logrado", ha reconocido, según recoge FAES en un comunicado.
DENUNCIAR LA REPRESIÓN
A los ciudadanos cubanos les ha animado "a ser valientes en las denuncias de las violaciones de derechos humanos y los actos de represión" y a los líderes del mundo les has pedido "que no dejen solos ni apartados a los disidentes y tengan presente su ejemplo". "Debemos ver el futuro de Cuba con optimismo y en libertad, sin que el castrismo marque la agenda o los tiempos", ha continuado.
En este encuentro internacional participan los expresidentes colombiano Álvaro Uribe; el uruguayo Luis Alberto Lacalle; el chileno Sebastián Piñera y el boliviano Jorge Quiroga. También intervienen el alcalde de Miami, Tomás Regalado; el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno; la presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Rosa María Payá y las opositoras venezolanas Mitzy Capriles y Lilian Tintori, entre otros.
Durante su estancia en Miami, Aznar ha participado en la presentación de una declaración a favor de la celebración de un plebiscito vinculante en Cuba que permita a los cubanos decidir sobre el cambio a un sistema democrático.
Junto a un grupo de exmandatarios latinoamericanos y de otros miembros de la sociedad civil, Aznar ha apoyado la propuesta de la iniciativa ciudadana Cuba Decide, respaldada por la Iniciativa Democrática de España y las Américas, IDEA, que pide elecciones libres, justas y plurales con presencia de observadores internacionales, con un organismo electoral independiente y garantías de que la campaña electoral se desarrolle con plena libertad de expresión, asociación y acceso al censo.