Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baltasar Garzón acusa al Gobierno de aprobar la reforma de la Justicia Universal "a quema ropa" y "con nocturnidad"

El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha afirmado que el Gobierno de Mariano Rajoy ha aprobado la reforma de la ley que regulaba la Justicia Universal a "quema ropa", con "nocturnidad" y "alevosía", y ha asegurado que se "corría" porque tenía que "salir por fuerza".
A este respecto, Garzón ha explicado que el Gobierno central "se enrocó en una ley que nadie asume y acepta" dado que los jueces de la Audiencia Nacional están estableciendo "unos límites claros y de rechazo a la misma" y que era una legislación "innecesaria" porque, a su juicio, "no había ninguna razón para introducir esa reforma".
Garzón ha hecho estas declaraciones al ser cuestionado, en Alicante, por la entrada en vigor de la reforma de la ley de la Justicia Universal que impide la persecución de delitos cometidos fuera de las fronteras españolas. Así, ha afirmado que "ya que se hace --la reforma--, se podía haber hecho con mesura, con participación y no a quema ropa, nocturnidad y alevosía". A su entender, "eso sucede cuando se hacen las cosas pensando en unos objetivos concretos, con lo que la norma general sale afectada".
Ante los medios, Garzón ha calificado de "incomprensible" una normativa que "no respeta ni uno solo de los principios y convenios internacionales de los que España forma parte". Lo que sí tiene claro es el por qué de su aprobación. "Los objetivos están claros, paralizar las investigaciones por los casos de genocidio en el Tíbet y por torturas en Guantánamo, principalmente". Y "una voluntad claramente opuesta del Partido Popular contra todo lo que suene a jurisdicción universal", ha agregado.
Una legislación internacional que, a su entender, es "un arma diplomática, política y económica de primer orden para una España que corre detrás del tren en lugar de estar a la cabeza en la lucha por la defensa de la legislación universal".
CONTRARIO A PAROT
Baltasar Garzón ha insistido, además, preguntado por la doctrina Parot, en que "es más peligrosa la reforma de la jurisdicción universal, porque afecta también a esos casos". Ha puesto el ejemplo de "el máximo jefe de un grupo terrorista que actúe en España, con tal de no estar en España ya no se le puede perseguir", pero "una aplicación retroactiva de esa ley --Parot--, no es admisible", ha apostillado.
El exmagistrado ha defendido que la legislación "era obsoleta" y que la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que "nos vino muy bien cuando la ilegalización de Batasuna estaba muy bien", ahora son "perversos" y "nos viene muy mal".
CADENA DE ERRORES EN EL CASO RAMOS
Por otro lado, Baltasar Garzón se ha referido al caso Ramos, y se ha mostrado satisfecho de que "no haya prescrito" la causa que se sigue por el asesinato de un cabo de la Guardia Civil.
El extitular del juzgado central número 5 ha reconocido la existencia de una cadena de errores que "no deberían haberse producido" pero "tampoco deberían haberse producido los ataques inmisericorde que determinados medios y colectivos hicieron contra mi" porque "quien actuó correctamente fue el juzgado central número 5", ha destacado.
"Desgraciadamente --ha añadido-- el juzgado decano sufrió un error en la identificación del procedimiento, otro en el juzgado Central de instrucción número 1. Pero el fiscal, como órgano que tenía toda la información, debía haber profundizado. Se volvió a cometer otro error en el decanato y volvió al juzgado número 1", ha detallado. "Es difícil de justificar esa cadena de errores. Y por parte del Estado, sus instituciones de las que formamos parte, tenemos que dar esas explicaciones a las víctimas", ha señalado.
Por último, sobre la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, Garzón ha esperado que "no sea ley", aunque "lo bueno de esa ley es que se va a someter a discusión. Lo que no se hizo con la Ley de Jurisdicción Universal". "Habrá reflexión y esperemos que esa ley no sea ley sino que sea otra ley", ha continuado antes de mostrarse escéptico ante la posibilidad de "instruir a tres bandas" porque será "inoperativo".