Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban afirma que la ONU no enviará observadores a la consulta en Honduras

Ban "considera que es importante que los líderes del país actúen respetando por completo la ley y las instituciones democráticas". EFE/Archivotelecinco.es
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo hoy que el organismo mundial no tiene intención de enviar observadores a la consulta que el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, tiene previsto celebrar el próximo domingo.
"A raíz de las informaciones inexactas aparecidas, el secretario general quiere aclarar que la ONU no tiene planes de realizar un ejercicio de observación de la consulta prevista para el fin de semana", afirmó mediante una declaración escrita la portavoz de la ONU, Michele Montás.
La misma fuente indicó que Ban siente preocupación por la inestabilidad política por la que atraviesa el país centroamericano y pidió moderación a todas las partes para evitar una escalada de la crisis.
Ban "considera que es importante que los líderes del país actúen respetando por completo la ley y las instituciones democráticas", además, instó a que busquen "el consenso sobre esos apremiantes asuntos políticos de forma pacífica y mediante el diálogo".
El presidente hondureño, Manuel Zelaya, promueve una consulta popular sobre una iniciativa suya de reformar la actual Carta Magna, la cual se celebrará el próximo domingo.
Honduras afronta una crisis política después de que Zelaya, destituyera este miércoles al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el general Romeo Vásquez, porque se negó a cumplir sus instrucciones para que los militares den apoyo logístico a la consulta popular.
No obstante, la Corte Suprema de Honduras ordenó restituir el jueves a Vásquez en su cargo al considerar "ilegal" la decisión de Zelaya, quien también aceptó la renuncia del ministro de Defensa, Ángel Edmundo Orellana.
El general Romeo Vásquez, en declaraciones a Efe en Tegucigalpa, aseguró hoy que la situación política del país "sigue siendo difícil, pero es superable mediante el diálogo".
Anoche, el presidente hondureño dijo que la crisis, que se temía derivara en un golpe de Estado, se resolvió de manera pacífica.
Aunque el presidente de Honduras ha reiterado que no pretende el continuismo en el cargo, algo que no permite la actual Carta Magna del país centroamericano, tampoco ha descartado presentarse de nuevo como candidato mediante la reforma constitucional que promueve, para lo que, según sus adversarios, está recibiendo apoyo de Venezuela, Cuba y Nicaragua.