Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban celebra el nuevo acuerdo de desarme nuclear entre Rusia y EE.UU.

El portavoz de Naciones Unidas, Martin Nesirky, dijo que Ban felicita a los presidentes de Rusia, Dmitri Medvédev, y de Estados Unidos, Barack Obama, por su "liderazgo" en el campo de la reducción de los arsenales nucleares. EFE/Archivotelecinco.es
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró hoy el nuevo acuerdo de desarme alcanzado por Rusia y EE.UU., que reduce el número de cabezas nucleares en posesión de cada país a un máximo de 1.550.
El portavoz de Naciones Unidas, Martin Nesirky, dijo que Ban felicita a los presidentes de Rusia, Dmitri Medvédev, y de Estados Unidos, Barack Obama, por su "liderazgo" en el campo de la reducción de los arsenales nucleares.
"Es un hito importante en los esfuerzos internacionales para profundizar el desarme nuclear y lograr un mundo sin armas nucleares", afirmó Nesirky.
Asimismo, expresó el deseo del secretario general de que este acuerdo sirva para darle "impulso" a la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación (TNP) de armas nucleares, que tendrá lugar en mayo en la sede neoyorquina de Naciones Unidas.
También manifestó el deseo de Ban de que el nuevo acuerdo entre EE.UU. y Rusia se ratifique e implemente lo antes posible, que los dos países continúen reduciendo sus arsenales y que otras naciones nucleares sigan el ejemplo.
El acuerdo, anunciado tras una conversación telefónica entre Obama y Medvédev, supone un mayor compromiso de desarme entre las dos potencias que el anterior pacto nuclear START, sellado en 1991 y vencido en diciembre pasado
Según el tratado, EE.UU. y Rusia solo podrán tener 800 vectores estratégicos, como se denomina a los equipos que permiten lanzamientos a larga distancia, como misiles intercontinentales, submarinos y bombarderos estratégicos.
El número máximo de ojivas es de 1.550, lo que supone, según la Casa Blanca, una reducción del 30 por ciento con respecto a lo establecido en el Tratado de Moscú.