Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barak continúa negociando con Netanyahu la posibilidad de unirse a una coalición

El jefe del Partido Laborista israelí, Ehud Barak, volverá a reunirse con el designado primer ministro y líder del Likud, Benjamín Netanyahu, para tratar sobre la posibilidad de unirse a una eventual coalición de gobierno, informan hoy medios locales.
Ambos dirigentes políticos mantuvieron anoche una reunión, la segunda desde el presidente israelí, Simón Peres, encargara a Netanyahu hace más de diez días formar Gobierno.
Al término de la reunión, y a diferencia de una entrevista previa, Barak no mencionó su intención de pasar a integrar la oposición, sino que expresó que Israel se enfrenta a retos "en los frentes políticos, de seguridad y económicos".
El líder laborista y ministro saliente de Defensa indicó que volverá a entrevistarse con Netanyahu en los próximos días.
El pasado viernes, el dirigente del conservador Likud celebró un segundo encuentro desde su designación con la jefa del partido centrista Kadima, Tzipi Livni, aunque la cita concluyó sin resultados.
Livni reiteró su posición de formar parte de la oposición parlamentaria, decisión que argumentó se debía a desavenencias sobre la posibilidad de continuar el proceso de paz con los palestinos en una coalición de gobierno liderada por Netanyahu.
Por su parte, el líder conservador manifestó tras encontrarse con el líder laborista: "Israel no es un asunto privado mío, y debemos garantizar su seguridad".
Según el diario "Haaretz", Netanyahu es consciente de los problemas internos que afronta Barak en el seno del Partido Laborista, donde numerosos miembros abogan por ir a la oposición, aunque no oculta su deseo de que continúe desempeñando la cartera de Defensa en su nuevo gobierno.
"Israel se encuentra frente a un examen, con un numerosos retos que no hemos conocido o enfrentado en decenas de años", recalcó Netanyahu.