Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barberá expresa su "dolor" por el crimen de Castellar y se pone a disposición de las familias de las víctimas

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha expresado su "dolor" por el crimen de la pedanía valenciana de Castellar-Oliveral --en el que tres personas han perdido la vida y dos más han resultado heridas--, al tiempo que ha manifestado a los familiares de las víctimas su cercanía y se ha puesto a su disposición.
Barberá se ha desplazado este sábado a Castellar para "compartir con los vecinos la conmoción que les embarga por las circunstancias de este terrible suceso que ha ocurrido en un lugar tranquilo, de vida cotidiana, en un lugar de nuestra huerta, donde se vive de manera muy serena y todo el mundo se conoce", ha indicado.
La primera edil, quien ha tildado lo ocurrido como "algo absolutamente inexplicable", también ha señalado que le hubiera gustado dar "un abrazo" a los vecinos de la finca en la que ocurrió el suceso, aunque ha explicado que han tenido que ir a declarar a la Guardia Civil.
Los hechos ocurrieron sobre las 21.00 horas del viernes en el número 6 de la calle Poetisa Leonor Perales de la pedanía valenciana de Castellar-Oliveral, cuando el presunto homicida, un hombre de 33 años, supuestamente asestó diversas puñaladas con un cuchillo a varios vecinos, tres de los cuales han fallecido y otros dos han resultado heridos.
Rita Barberá ha señalado que dos de los fallecidos son un niño de 14 años y su padre, y que una de las heridas es la madre del menor. Este mujer se encuentra ingresada en el Hospital La Fe de Valencia y "permanece bastante estable dentro de la gravedad", ha manifestado.
Según la alcaldesa, los vecinos de la zona conocen a la familia del presunto agresor "y nadie se explica por qué" --ha ocurrido este suceso--, ya que "es un chico que no tenia aparentemente ningún problema, pero la perturbación de ayer parece evidente".
La primera edil valenciana ha manifestado su "solidaridad" a la familia del presunto autor porque "tiene que estar destrozada" y "especialmente a la familia de los asesinados". Respecto a los heridos, ha deseado que se recuperen pronto.
Asimismo, Barberá ha expresado su "agradecimiento y reconocimiento muy importante" al policía local de Castellar, porque, según ha asegurado, su intervención fue "absolutamente milagrosa y necesaria". Del mismo modo, ha indicado que su presencia fue "tremendamente oportuna, no solamente para detener al personaje que cometió los asesinatos, sino para que no se pudieran producir más".
DÍA DE LUTO
El Ayuntamiento de Valencia ha decidido declarar este sábado día de luto por lo ocurrido, por lo que las banderas del consistorio ondean a media asta en señal de duelo.